Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El Ministro del Interior de España anunció que por vez primera se ha arrestado a un pirata de libros electrónicos. El sospechoso había subido a la red más de 11 mil trabajos literarios, muchos de ellos el mismo día que salieron a la venta. Más de 400 sitios usaron estos archivos.

Es claro que los creadores de contenidos, así como los distribuidores de los mismos, no aprecian que sus contenidos sean distribuidos sin los respectivos permisos y frecuentemente tienen que apoyarse en las leyes y los gobiernos para tratar de echar abajo esta práctica que finalmente se califica como piratería.

En otros países de la comunidad europea, las leyes parecen funcionar mejor. En España, sin embargo, tradicionalmente ha mostrado un pobre perfil en lo que se refiere a proteger a los creadores de contenidos. Sin embargo, en años recientes, esta posición ha cambiado de alguna manera, con varias acciones contra los sitios piratas haciendo las leyes más restrictivas.

Esta semana el Ministro del Interior anunció la detención de un supuestamente gran pirata de libros electrónicos. El hecho es el primero en su género en el país. La investigación empezó en el 2015 por una queja presentada por el Centro de Derechos de Reproducción (CEDRO), una organización sin fines de lucro de autores y editoriales de libros, revistas, periódicos y obras musicales.

De acuerdo con el Ministro, CEDRO estuvo monitoreando al sospechoso pero solamente pudo identificarlo a través de su seudónimo. Sin embargo, investigaciones posteriores hechas por la policía llegaron a descubrir su verdadera identidad.

La Brigada de Investigación Tecnológica española (BIT) logró la detención de sospechoso con ayuda de la policía. De acuerdo con las acusaciones, el pirata informático habría puesto públicamente libros individuales como colecciones completas de títulos. Las autoridades españolas han indicado que unos 400 sitios habrían sacado ventaja de estos contenidos subidos de manera ilegal.

La policía también indicó que además de los contenidos subidos ilegalmente, se decomisaron las herramientas de software para quitar las protecciones contra copia y los derechos digitales (DRM) de libros adquiridos legalmente. Las autoridades calculan el daño a los creadores en unos 400 mil euros.

Referencias: Torrent Freak 

Desde la Red…
Comentarios