Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Cuando Hewlett-Packard, el mayor fabricante de computadoras en el mundo, adquirió Palm, el creador del smartphone Pre, a finales de abril, se trataba de una estrategia completamente necesaria para mantener a flote una compañía que se estaba perdiendo en un mercado cada vez más difícil.

Jon Rubistein, antiguo jefe ejecutivo de Palm que ahora opera en el negocio global de Palm dentro de H.P., piensa que la empresa simplemente “se salió del camino.” Dijo el martes en la conferencia D: Dive Into Mobile en san Francisco, “cuando miramos hacia adelante, vimos una oportunidad muy clara para generar ganancias en la compañía, lo que no vimos fue una forma de escalarla,” dice él.

La empresa fue nivelada con dinero en efectivo y relaciones saludables con otras compañías, incluyendo el incremento adicional de financiamientos y asociaciones. Pero finalmente, decidieron que ser adquiridos tenía el mayor sentido financiero. Seis compañías rivalizaron por comprar Palm, dice él.

El trato, refiere Rubinstein, tenía sentido para H.P., que tuvo acceso al software original de Palm para teléfonos y tabletas, como una forma de montar rápidamente una estrategia para mantenerse competitivos entre la ola venidera de tabletas y otros dispositivos móviles.

“H.P. no tenía una estrategia móvil,” dijo Rubinstein. “Una compañía como H.P. necesita tener control de su propia estrategia.” Y agregó “este no es el final del juego.”

Rubinstein enfatizó que aunque la empresa estaba en un periodo de silencio, se encuentra trabajando rápidamente en una serie de smartphones y tablets. No dijo específicamente cuándo serán anunciados, aparte de mencionar que sucederá el próximo año.

“En un año a partir de ahora, esta será un a conversación muy diferente,” dice Rubinstein. “Tenemos una variedad de productos radicalmente nuevos por salir.”

Palm de alguna forma popularizó el uso de dispositivos portátiles con pantalla táctil. Hace unos años, la gente no traía una BlackBerry o iPhone en la bolsa, sino alguno de los modelos de Palm que les permitía organizar su vida en forma fácil y sencilla.

Sería una gran pérdida que esta empresa desaparezca ya que seguramente tiene aún mucho que dar. Habrá que esperar a que anuncie sus nuevos dispositivos y que los lance al mercado para que así tampoco se disminuya la competencia que es tan sana cuando se trata de innovar y ofrecer mejores opciones al usuario.

Fuente: The New York Times

Desde la Red…
Comentarios