Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Las inevitables consecuencias por el aumento del dólar están comenzando a surtir efecto. Hasta el momento, el dólar se ha estado vendiendo por 22 pesos mexicanos en las ventanillas bancarias del país. Desafortunadamente, la inflación del dólar es directamente proporcional al aumento de precios en el ámbito tecnológico.

Un ejemplo claro de esto es el reciente anuncio de Microsoft respecto al incremento de precios para Office 365 en el hogar. La compañía mencionó a través de un comunicado oficial, que a partir del 1 de febrero de 2017, el precio anual cambiará de $1,399 a $1,749 pesos. La suscripción reflejará el nuevo precio comenzando con el próximo pago.

Recordemos que el año pasado, Apple fue otra de las compañías que realizó cambios en los precios de las tiendas de aplicaciones en diversos países cuando el dólar aumentó a 18.52 pesos. Hasta ahora, las aplicaciones se han estado manejando a 17 pesos el dólar, pero debemos estar al tanto, porque pronto la compañía podría actualizar precios y aumentar tarifas.

Algunas empresas han logrado conservar los precios de sus productos y/o servicios; el verdadero problema comenzará cuando los proveedores se vean forzados a cubrir el precio en dólares de lo que deben invertir para continuar generando ganancias equivalentes.

Netflix también será víctima de la inflación, pues su producción y contenidos están tasados en dólares, al igual que otras plataformas streaming como Spotify. Por otra parte, las compañías como Claro Video, Cinépolis Click, Cracker, HBO Go, Dish OTT, Fox Plus, Xbox, Amazon y YouTube Red no podrán soportar que el dólar esté tan elevado en países como México.

Esto apenas es el inicio. La verdadera pesadilla ocurrirá cuando Donald Trump tome el poder por completo; podríamos llegar a ver al dólar dispararse en proporciones históricas. Analistas pronostican una caída del PIB, del tipo de cambio y de la inversión extranjera directa con la presidencia de Trump.

Según Vanessa Rubio Márquez, subsecretaria de Hacienda y Crédito Público de la SCHP, la economía mexicana se podría contraer hasta un 3 por ciento. El tipo de cambio se podría elevar hasta 30 pesos el dólar y la tasa de interés podría terminar en 7 por ciento, así como la inversión extranjera directa se derrumbaría un 10 por ciento, lo que implicaría graves consecuencias al aumento de precios en productos estadounidenses.

Sin lugar a dudas, nos espera un año turbio en cuanto a tecnología respecta, por lo que tendremos que saber administrarnos y llevar un orden específico para adquirir lo realmente necesario y accesible dentro de nuestras posibilidades.

Referencia: Comunicado Microsoft, Forbes

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios