Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

instagram pay

Nunca es muy temprano para aprender a ser un hacker y esto fue lo que hizo un niño de 10 años de Finlandia que logró hackear Instagram y ganó $10,000 dólares por hacerlo.

La seguridad es muy importante en todo tipo de aplicaciones, y más en las redes sociales en donde nuestra información personal está almacenada. Muchas compañías como Google y Facebook premian a los que encuentran fallas de seguridad en sus plataformas, solo que dudo que esperaren pagarle a un niño de 10 años.

El joven llamado Jani descubrió que por medio del campo de comentarios en Instagram se podía agregar código malicioso y eliminar comentarios de otras personas en cualquier foto. Jani recalcó que podía hacer este ataque en la cuenta de Justin Bieber. Esto es adorable y escalofriante a la vez.

Jani reportó este problema a Instagram en febrero y después de analizarlo y arreglarlo rápidamente, un mes después Instagram entregó una recompensa de $10,000 dólares a este joven finlandés por encontrar esta falla de seguridad. Ahora Jani es la persona más joven a la que se le haya pagado por medio del programa de recompensas por errores.

El programa de recompensas de Facebook (dueño de Instagram) ha pagado más de $4.3 millones de dólares a los desarrolladores (y ahora también a niños) de todo el mundo. Este no es el único programa así, grandes empresas como Google y Uber tienen sus respectivos programas en donde recompensan el trabajo de la comunidad que intenta romper sus sistemas para que luego las empresas lo puedan solucionar.

Aunque Jani sigue sin tener la edad necesaria para registrar su propia cuenta en la red social, utilizó la plataforma de YouTube para aprender un poco sobre programación y es así que descubrió una manera de eliminar comentarios por medio de los mismos comentarios.

En el artículo realizado por Iltalehti, Jani mencionó que está considerando dedicarse a la seguridad de datos y está pensando en comprarse una bicicleta y una pelota con el dinero de su recompenza. Otra vez, es adorable y a la vez da miedo que un niño de 10 años pueda hacer estas travesuras con código.

Fuente: Iltalehti, Cnet

Desde la Red…
Comentarios