Los 5 momentos más importantes en la vida de todo geek

Así que vas por la vida, caminando por la calle, y de pronto ves una escena de dos ancianos borrachos peleando en la calle, alzando un par de bastones y gritando toda clase de maldiciones. Mientras que todos ven y otros intentan hacer algo al respecto, tú no puedes menos que soltarte a reír e imaginar cuán parecida es esa escena a la increíble pelea que sostienen Gandalf y Saruman en The Lord of the Rings, de J.R.R. Tolkien. Definitivamente eres todo un geek.

Ahora, después de pensar por un tiempo, hemos llegado a la conclusión de que todo buen geek tiene al menos cinco momentos importantes en su vida. Helos aquí:

Momento 1: La juventud de un geek no es sencilla

Juventud geek

Si eres todo un geek, no hay forma de que hayas pasado por el bachillerato sin haber sido criticado por tus amigos porque estuviste largas horas en tus recesos haciendo alguna actividad que los demás veían como ‘poco social’. Tal vez jugabas Magic o, incluso, un poco después, Yu-Gi-Oh! El tiempo pasaba lento en clase, por lo que tomabas un momento para vincular tu GameBoy Color o Advance con el de tu mejor amigo (vía cable) para sostener una feroz batalla Pokemón. Y, por supuesto, cuando comenzaron a aparecer los teléfonos celulares más accesibles, tú estabas maravillado con su tecnología infrarroja para jugar Snake entre dos Nokia 3320, ¡sin cables!

Momento 2: El despertar de las necesidades afectivas

Amor geek

La edad puede variar en cada caso, pero el factor común es el mismo. A pesar de que puede resultar todo un cliché considerar que por ser geek, una persona puede tener muchas dificultades en encontrar una pareja, lo cierto es que así sucede para muchos.

Ya sea porque tus costumbres y hobbies no son muy atractivos para el sexo opuesto o porque tu manera de vestir, condición física o cualquier otro factor social haga que el amor se alejara de ti, lo cierto es que muchos geeks pueden pasar por esta fase. La verdad es que uno debe ser como le gusta ser y no frenar las actividades que le hacen feliz sólo para ‘encajar’ con los demás. Ser geek es cool, que nadie te haga creer lo contrario.

Momento 3: encontrar el trabajo de tus sueños

Trabajo geek

Sin importar lo que hayas estudiado, puedes ser todo un geek. Lamentablemente, no todas las carreras profesionales tienen aplicaciones en el mundo real que se puedan vincular directamente con lo que todo buen geek quisiera y es cuando llega el momento de decidir si realmente quieres hacer aquello que seguirá estrictamente la línea de lo que estudiaste o si prefieres tomar la salida creativa.

Hay muchas cosas que considerar, desde el hecho de que quizá el trabajo en oficina podría no ser lo que te haga feliz, hasta el que tus compañeros de trabajo podrían ser muy distintos a ti, en términos de lo que les guste hacer, ver y pensar. Algunos afortunados encontramos la manera de seguir haciendo parte de aquello a lo que nos adiestramos tras el pupitre durante tantos años y vincularlo con el tipo de temas que realmente nos entusiasman, otros no tienen la misma suerte. Lo importante es que, estés donde estés, nunca olvides que ser geek está en tu esencia, ¡no lo dejes escapar!

Momento 4: entender las referencias

Referencias geek

Tras toda una vida (al menos unos 25 o 30 años), te das cuenta de que los medios están plenamente influenciados por aquello que en el pasado tuvo un éxito probado. Las caricaturas, series de TV, películas, revistas e internet, prácticamente en donde busques hallarás que muchos usan las ‘referencias’ como herramientas para tener éxito; la prueba a superar aquí como un buen geek es que seas capaz de entender la mayoría de ellas.

Desde el famoso “you talking to me?”, que se hizo popular por Robert De Niro en la película Taxi Driver y que se usa sin ton ni son en todo tipo de cosas, hasta lo más rebuscado que te puedas imaginar (como alguna estrofa de una canción, nombres, apodos) serán muestra de la gran cantidad de tiempo que has invertido desde muy joven en llenar tu mente con toda esta información. Habrá quien te diga que esto es una gran pérdida de tiempo, pero, en el fondo, tú sabes lo bien que se siente cuando entiendes una referencia que los demás no. Tú eres el jefe.

Momento 5: transmite el conocimiento e inicia el legado

Legado geek

Llega el momento de ser todo un hombre, adquirir las responsabilidades de formar una familia y dirigir un hogar. Suena bastante aburrido, ¿no? ¿Por qué no hacerlo un poco más divertido y, además de dar la mejor educación posible a tus hijos (que seguramente así será, porque eres un geek sabelotodo en toda la extensión de la palabra), iniciar con la transmisión de años y años de experiencia en la mente de tus críos?

No estamos hablando de que pongas a tus pequeños de 5 años a ver A Clockwork Orange  y a leer Civil War, porque eso no tendría sentido. Obviamente todo tiene una edad apropiada para ser enseñado, y seguramente en esa actividad podrás encontrar un momento de vinculación mayor con tus descendientes, además de que saciarás una vez más tu ego geek por haber puesto toda esta cultura en otra cabecita. Lo has hecho, has triunfado como todo un geek.

 

Esto es parte de lo que el autor de este artículo ha vivido en carne propia o escuchado por ahí. Después de todo, la cultura geek está allá afuera, esperando a ser nutrida aún más con nuevas historias, nuevos productos y más, muchas más referencias. ¿Qué momentos has vivido? ¿Cuáles otros agregarías?

Enlaces Patrocinados
Comentarios