Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Raspberry pi, computadoras de bajo costo, educación

Aquí en unocero.com hemos hablado ya varias veces sobre la Raspberry Pi, una computadora de bajísimo costo (35 dólares el equipo más sofisticado) y por meses hemos tenido noticias a cuentagotas sobre los avances de este interesante proyecto. Finalmente hace un par de meses en la página oficial de Raspberry Pi, se habló que ya estaban en producción y que pronto estaría a la venta. Pues bien, se anunció la posibilidad de comprar esta computadora de bajo costo, bajísimo costo debiese decir, y se agotaron la existencia en menos de dos horas. La demanda fue tan grande que los sitios de los socios de Raspberry Pi, Farnell y RS Components, se cayeron.

La razón de esto parece ser el bajo costo y las prestaciones que ofrece: el modelo B, de 35 dólares, es esencialmente un procesador ARM11 a 700 Mhz, con 256 MB de RAM. El modelo A, el cual estará disponible más adelante, cuesta 25 dólares y tiene menos características que el modelo B, aunque tendrá la misma cantidad de RAM. El fabricante dice que sus computadoras tienen el doble de potencia de un iPhone 4S y que son capaces de ser usadas como computadoras gráficas.

Tan pronto como se anunció la venta del modelo B, los sitios de los que vendían los equipos se bloquearon. La fundación Raspberry Pi se disculpó con sus clientes vía Twitter y en su sitio web poniéndolo éste con una página estática pero aún funcionando. Por el momento se agotaron las existencias y los sitios que vendían los equipos han pedido a los clientes que quieran una Raspberry Pi que se registren y esperen las novedades con respecto a cuándo van a salir más unidades de la fábrica. El fabricante en China dice que puede hacer embarques de 10000 computadoras y se espera que pronto haya más unidades disponibles a la venta.

raspberry Pi, computadoras de bajo costo, educación

Y aunque el dispositivo se supone que se utilizaría para usos educacionales, la estampida de los que quieren una Raspberry Pi parece ser más bien aficionados al cómputo y la electrónica que quieren un sistema muy barato para experimentar con sus propios proyectos. Será interesante ver en algún tiempo si generó esto algún movimiento en cómputo, en programación quizás.

Pero sin importar por qué la gente se ha vuelto loca por una Raspberry Pi, es claro que es sorprendente la respuesta de quienes se interesan por estos aparatos. Así pues, pienso que todavía tendremos que esperar unos meses hasta que haya unidades disponibles. Mientras tanto, seguiré jugando con mi Arduino.

Fuente: i-programmer

Desde la Red…
Comentarios