Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En la industria de los dispositivos electrónicos hay un sinnúmero de tipos de entradas y puertos, algunos como los RCA se volvieron muy famosos y prácticamente todas las marcas lo adoptaron con el fin de unificar el mercado; sin embrago perdieron utilidad por su corta capacidad de evolución.

Algo similar ha sucedido con el puerto HDMI (High-Definition Multimedia Interface). Ha sido tal la fuerza que tomó de un momento a otro que a las marcas no les ha quedado de otra más que aceptarlo. Pero no lo han adoptado de mala gana, es un protocolo muy bien diseñado y sobretodo estable y continuo en la transferencia de datos.

Corría el año 2002 cuando la HDMI Organization lanzaba el primer estándar de este tipo de cable. En la industria tecnológica causó un gran impacto, revolucionando la forma en la que conectamos nuestros aparatos; por fin habían diseñado un cable por el cual se transmitieran tanto audio como video a velocidades muy superiores para poder utilizarlo en alta definición.

El nuevo estándar que presentará esta organización será la versión 2.1 y será capaz de transmitir datos para una resolución en 8K. Para darnos una idea, la resolución más utilizada actualmente es la Full HD que tiene una dimensión de 1920 por 1080 pixeles, consecutivamente la 4K posee una resolución de 3840 x 2160 pixeles y por último la 8K tiene una de 7680 x 4320. Asimismo, esta nueva versión soportará resoluciones 4K a 120 Hz de refresco y 8K a 60Hz de refresco con HDR y poseerá una transferencia de 48Gbps.

La resolución 4K ya es algo relativamente común de ver en las pantallas y monitores hoy en día, la nitidez es espectacular. Por otro lado una resolución 8K podría llegar verse aun mejor que si estamos viendo en vivo la escena.

Según la organización HDMI este nuevo estándar 8K está pensado para llevar imágenes deslumbrantes a los consumidores. A su vez han mencionado que estará muy enfocado en videojugadores gracias a la función Game Mode VRR, la cual permitirá variar el rango de refresco de la pantalla para que el procesador gráfico muestre la imagen en la pantalla en el momento que se hace el render.

Todavía queda un largo camino por recorrer para poder llegar a resoluciones 8K de manera comercial, no obstante, la tecnología está avanzando a pasos agigantados en el área de imagen y video de consumo.

Referencia: The Verge, HDMI

Desde la Red…
Comentarios