Sprints quiere que los usuarios crean que dos pantallas son mejores que una. Y es que en su nuevo teléfono con Android, el “Echo“, se tendrán precisamente dos pantallas, dentro de un diseño como de bisagra entre ambas pantallas.

Hecho por la firma Kyocera, el teléfono presenta dos pantallas de 3.5 pulgadas WVGA que pueden ser operadas independientemente una de la otra o combinarlas en un modo llamado ‘tablet‘, para tener así una pantalla de 4.7 pulgadas, aunque en medio se verá la bisagra entre ambas pantallas.

Las ventajas del Echo parecen ser obvias en su potencial multitareas. El teléfono puede ser operado mediante las ya casi populares pantallas multitáctiles, en una sola pantalla, pero en su modo “Simul-task“, los usuarios pueden usar aplicaciones separadas en cada pantalla, por ejemplo, abrir un texto en la pantalla superior mientras se lee un mensaje de correo en la pantalla inferior. En el modo tablet, dice Sprint, se pueden ver videos o listas de cosas en una superficie más grande para desplegarlas. Sin emabargo, algunos reportes sugieren que hay limitantes significativas a las capacidades de multitareas del teléfono Echo.

Este teléfono inteligente correrá en la red Sprint 3G.  El Echo corre a 1 Ghz con un procesador SnapDragon de Qualcomm, con un gigabyte de RAM y una cámara de 5 megapixeles. Es capaz de capturar video en 720p HD. Correrá la versión 2.2 de Android (Froyo).

Hay algunos peros además de lo mencionado anteriormente. El Echo no correrá en el espectro WiMax 4G de la compañía, la cual Sprint ha venido promoviendo en sus ofertas de teléfonos inteligentes 4G en el 2011, empezando con el teléfono HTC EVo Shift y el Evo 4G (anunciado en enero pasado). La compañía además anunció recientemente su plan premium de datos de 10 dólares para todos los teléfonos nuevos 3G y 4G activados después del 30 de enero de este nuevo año.

Cabe mencionar que el Echo carece de un procesador de doble núcleo. Aunque el SnapDragon parece ser suficiente para las multitareas de este teléfono, aunque aún esto habrá que comprobarse.

No se sabe nada sobre el tiempo de vida de la batería, aunque he aquí algunos datos: Sprint da una batería de repuesto de 1370 mAh y un cargador de “bajo perfil” que puede ser usado como un paquete de batería externo. En otras palabras, es probable que el tiempo de carga no sea finalmente suficiente para muchos usuarios.

El costo de este nuevo teléfono rondará en unos 200 dólares, con un contrato de dos años (y una oferta de 100 dólares de regreso, vía correo electrónico). Será anunciado en la próxima primavera.

Fuente: Wired

Enlaces Patrocinados
Comentarios