Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Admirado y defendido por muchos y perseguido por otros tantos, Kevin Mitnick, es sin lugar a dudas, uno de los hackers más famosos del planeta.

Nacido en Los Angeles, California, en 1963, desde temprana edad mostraba intereses distintos y un poco obsesivos acerca del funcionamiento de las cosas; en especial del sistema telefónico.

A través de la Ingeniería Social, Kevin Mitnick, desarrolló, a los 12, un método para viajar gratis en los autobuses de Los Angeles. Desde entonces ha sido famoso debido a sus hacks basados en Ingeniería Social para obtener información privilegiada: nombres de usuario y contraseñas, números de módemos y muchos datos más.

En cuestión de computadoras, Mitnick obtuvo acceso no autorizado a su primera red en 1979 (16 años) cuando un amigo le facilitó el número de teléfono para el Sistema Ark, de Digital Equipment Corporation (DEC) el cual era usado para desarrollar el Sistema Operativo RSTS/E.

Al obtener acceso a la red de NEC y copiar programas propietarios en 1988, Mitnick fue acusado y tuvo que pasar un año en prisión y tres años de libertad supervisada. Al final de su sentencia, Mitnick obtuvo acceso a las computadoras encargadas del correo de voz de Pacific Bell lo cual le ganó otra orden de arresto. Sin embargo, logró evadir a la justicia y permaneció como fugitivo 2 años y medio.

Mientras evitaba ser capturado, Mitnick obtuvo acceso a decenas de redes. Usó celulares clonados para esconder su pasos y, entre otras cosas, copiar software propietario y muy costoso de las grandes compañias de telecomunicaciones y computadoras.  También intereceptó contraseñas, reconfiguró redes y espió a personas en sus correos electrónicos.

Finalmente, después de un juego de “gato vs. ratón” que duró 2 años y medio, en 1995, Mitnick fue capturado gracias a un error de suyo: dejó prendido su celular, lo rastrearon y lo arrestaron.

Y es a partir de este momento que su nombre saltó a la fama mucho más que antes; miles de personas lo apoyaron y organizaron protestas en el mundo real tanto como en el virtual. Por varios años era muy común ver defacements (cambiar la portada de un sitio web) con mensajes a favor de Mitnick, siendo la campaña “Free Kevin” la más usada.

Después de pasar 4 años y medio en espera de juicio, en 1999, Mitnick confesó a haber cometido cuatro fraudes electrónicos, dos fraudes relacionados a las computadoras así como intereptar comunicaciones electrónicas. Fue sentenciado a 46 meses en presión más 22 meses por haber violado los términos de su libertad condicional de 1989

Mitnick sirvió en total 5 años en prisión: 4 años y medio esperando juicio y ocho meses en solitario pues el juez de su caso creía que Mitnick era capáz de iniciar una guerra nuclear silbando en un teléfono público.

Fue liberado en el año 2000 y aunque al principio de su libertad condicional le era prohibido usar cualquier tipo de tecnología de comunicación a excepción de una línea telefónica casera, Mitnick pudo revertir esta situación en la corte.

Después de quedar totalmente libre, Mitnick ha hecho una importante cantidad de dinero como consultor y conferencista.

Como podemos ver, Kevin Mitnick es un personaje un tanto mitificado por los medios y por la comunidad hacker; para muchos no es más que un excelente ingeniero social más que un hacker en verdad; para otros es el mejor ejemplo de que lo más vulnerable de un sistema está en la parte humana. Lo único cierto es que Kevin Mitnick pasará a la historia como el primer hacker en la lista de los más buscados del F.B.I.

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios