Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Si usted tiene un blog o una página web, seguro en ocasiones ha ligado el código de una página web de videos (como podría ser YouTube), en su página personal. Tal vez de pronto habrá notado que el video no puede reproducirse en su página sino que hay que ir directamente a la página en donde reside dicho video. Esto puede deberse a muchas causas pero una de ellas podría ser una violación a los derechos de autor.

No obstante esto, en Italia una corte ha determinado que insertar código para ver videos, no constituye una violación de los derechos de autor (copyright). Esta decisión hace que 152 sitios web que fuesen bloqueados por otra corte el mes pasado, regresen a operar. Permite por ejemplo que el sitio italiano Kisstube, vuelva a funcionar normalmente.

Kisstube es un canal de YouTube el cual además existe como una página web aparte, que no tiene por sí misma ningún contenido. Realmente lo que tiene son los enlaces a YouTube. Ambos canales, tanto en YouTube como en el sitio web, acomodan los contenidos por categorías para la conveniencia de los usuarios.

La decisión de la corte italiana fue influenciada por la Corte de Justicia de la Unión Europea (CJEU por sus siglas en inglés), y algo que han denominado “BestWater”. En ese caso, la CJEU dice que poner código embebido o insertar el código de un video o de una imagen de otro sitio web no constituye una violación a los derechos de autor si dicho código es accesible al público en general.

En otra decisión de la CJEU, se indicó que poner hiperligas a copias piratas de material o contenidos es solamente legal si se hace sin el conocimiento de que se trata de versiones no autorizadas y en donde además, no se busque ningún beneficio económico. El juez ha valorado que no hay evidencia de ilegalidad en los enlaces de Kisstube porque no ha recibido siquiera una reclamación de YouTube para quitar dichos enlaces o códigos embebidos.

Referencias: TechEye 

Desde la Red…
Comentarios