Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

idera00Las herramientas de software son, de alguna manera, lo que hace que el cómputo se mueva. Sí, es cierto que hay avances en hardware pero sin los programas que controlen este hardware, las cosas simplemente no funcionarían como actualmente funcionan. En el transcurso de los últimos años han salido muchísimas herramientas de programación, muchas de ellas de propósito general y con la llegada de los nuevos sistemas operativos móviles o la apertura de las propias compañías, hay cada vez más formas de programar para las diversas plataformas que hay en los mercados del cómputo. Si a esto le añadimos la fuerza que tienen las bases de datos en esto, es claro que la ecuación puede solidificarse uniendo empresas que se dedican a software administrativo y bases de datos con herramientas de programación.

IDERA es una empresa que se dedica precisamente a software administrativo y bases de datos. Embarcadero es una empresa que produce herramientas de programación que de alguna manera caben en los desarrollos que IDERA hace. En consecuencia, esta última empresa decidió adquirir por unos 425 millones de dólares a quienes en los últimos años han trabajado en las mejoras de Delphi y C++ Builder, entre otros sistemas, los cuales fueron originalmente de Borland, para después convertirse en Imprise, para luego regresar a ser Borland y después dividir la compañía en bases de datos y herramientas de desarrollo (CodeGear), para finalmente vender a Embarcadero esta parte de los sistemas y ahora ser parte de la IDERA.

¿Es bueno? ¿Es malo? ¿Qué podemos esperar de Delphi y C++ Builder, por ejemplo? La realidad es que estos cambios de compañías no son siempre bienvenidos y no es porque no se espere que cambien los desarrollos de estos sistemas pues finalmente, los nuevos dueños compran los activos de otras empresas para sacarles jugo sino no sería negocio. Sin embargo a los programadores les pone a dudar la razón de tantos cambios. Por ejemplo, Delphi es una gran herramienta y Embarcadero no lo estaba haciendo mal pero de pronto surge la venta de la compañía. ¿La razón atrás de ello? No la sé, pero al final del día es un asunto de finanzas y de negocios. Cada dueño de cada compañía sabrá por qué toma la decisión de comprar o de vender. Y este parece ser el caso de Embarcadero y de IDERA.

He usado Delphi por muchos años y creo que es una gran herramienta de programación. El problema es que tantos cambios de dueño no le hace bien a la confianza sobre el producto porque desde luego, cada compañía decidirá cómo siguen los desarrollos y qué nichos de mercado atacar. Y esto, en mi opinión, hace que mucha gente se haya ido a otros sistemas no tan buenos pero más estables porque siguen con el mismo fabricante desde hace muchos años. Esperemos ver qué nos trae IDERA quien, a través de su CEO, Randy Jacops, ha dicho “Hemos formado un nuevo equipo de liderazgo que se centrará exclusivamente en las herramientas de desarrollo de Embarcadero y expandirá el negocio mediante innovaciones y el aprovechamiento de fusiones y adquisiciones. Atanas Popov, un colega mío de muchos años, se ha unido Embarcadero para dirigir el equipo. Atanas centrará su atención en expandir el negocio e invertir para atraer más clientes hacia nuestras soluciones. Creemos que las herramientas de desarrollo de Embarcadero representan una gran oportunidad y esperamos trabajar con ustedes para priorizar nuestras inversiones”.

Vamos a ver cómo evoluciona esto para quienes usamos las estupendas herramientas que finalmente habrían generado en Embarcadero.

Referencias:

IDERA compra Embarcadero

Desde la Red…
Comentarios