Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Redes sociales

Desde que aparecieron las redes sociales como Myspace, Facebook, Twitter, Instagram y Tumblr, todo tipo programas o aplicaciones se pueden mezclar con ellas para ver a qué amigos les caes bien, qué followers te dejaron de seguir o a quién de tus amigos le gustas. Dentro de esa extraña categoría de apps que me gusta llamar “subredes sociales”, hay una muy curiosa llamada Hate With Friends que encontré hace unas semanas.

Como su nombre lo establece, Hate With Friends te pregunta a qué amigos de Facebook odias y con sencillos botones que dicen “LO ODIO” o “LA ODIO” los marcas. Luego, resulta que si ellos también te odian, ambos se enterarán (si sólo uno de los “amigos” odia al otro nadie sabrá) y de ahí puedes proceder a eliminarlo o por alguna extraña y aparentemente enfermiza razón, a mandarle un regalo. Aunque la aplicación es algo rara y directa (por ponerlo de alguna manera) lo más sorprendente es que más que tener efectos terribles que eliminan contactos y destruyen supuestas amistades, Hate With Friends muestra la verdadera hipocresía que existe en las redes sociales.

Hate With Friends

En el más puro sentido de la palabra, ser hipócrita significa “fingir cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan”. En cuanto a redes sociales, esto se expresa cuando la gente acepta a alguien que no es su amigo, cuando sigue a alguien que en realidad detesta o cuando por ejemplo, alguien dice odiar algo que en realidad ama o viceversa.

Esto sucede porque en Internet, cualquiera puede crear una imagen muy definida y personalizada de lo que quiere representar o ser y de hecho, estudios como uno de la Rutgers Business School muestran que la gente es mucho más propensa a mentir vía medios digitales como e-mail que por medios tradicionales como cartas. Con respecto a esto, es cierto que muchos usuarios están enterados y conscientes de que existe un elemento turbio de esta naturaleza en las redes sociales, pero lo interesante es que casi nadie habla al respecto porque parece muy normal y para este punto, es algo que ya se da por hecho la mayor parte del tiempo.

Amigos de Facebook

Poniendo a la hipocresía online como algo que se da por hecho, se puede pensar que lo verdaderamente perturbado y fatal es que exista una aplicación como Hate With Friends con la que cualquiera pueda decir a quién no tolera. El detalle es que visto desde otra perspectiva, lo que está mal en realidad son las redes sociales y no tanto las “subredes sociales” que se desprenden de ellas. Si Hate With Friends revela la naturaleza de las relaciones humanas en donde es normal que alguien te caiga bien o mal, Facebook usualmente la esconde detrás de perfiles crípticos y amistades frívolas que muestran un fragmento mínimo de la personalidad de alguien.

También hay que reconocer que en la vida real se ocultan y seleccionan cosas igual que en las redes sociales por simples costumbres y convenciones sociales, pero tal vez a lo que hay que ponerle atención no es tanto a si se ocultan o no, sino a de qué forma y por qué razón. Además, también hay que ver cómo se relaciona lo que pasa en las redes sociales con lo que sucede fuera del mundo digital, en donde por lo general, tampoco es aceptado decirle abiertamente a alguien que conoces y que forma parte de tu círculo social lo mal que te cae. Si se considera todo esto, no es difícil darse cuenta de que la hipocresía que existe en las redes sociales y la aversión que se tiene hacia apps como Hate With Friends tiene mucho que ver con el hecho de que fuera de Internet, hay muchas normas que todavía limitan lo que se dice o hace ahí aunque se trate de algo tan abierto y abstracto que es visitado por millones de personas todos los días.

¿Ustedes que opinan sobre aplicaciones como Hate With Friends y su relación con las redes sociales? ¿Creen que exista algún tipo de hipocresía digital que sea todavía más fuerte que la que existe en la vida real?

Desde la Red…
Comentarios