oildrillingLos laboratorios de las compañías Hewlett-Packard e Intel se encuentran trabajando en una nueva generación de sensores, los cuales serán más inteligentes y pequeños, consumirán menos energía y podrán comunicarse de manera inalámbrica. El día de hoy HP y  la compañía anglo-holandesa de hidrocarburos Royal Dutch Shell, anunciarán la implementación de estos sensores en la exploración de gas y petróleo, lo cual implica el primer paso hacia el uso mainstream de esta nueva tecnología. Shell aún no ha compartido cifras en el trato que comparte con HP, ni se han señalado los lugares donde los sensores de nueva generación serán utilizados. Sin embargo, ha comentado que las funciones de dichos sensores permitirán enviar señales a la tierra para encontrar de manera más eficiente la localización de los pozos de petróleo y gas natural, sobre todo en zonas que de alta dificultad como las formaciones de sal en el Medio Oriente o las fosas profundas de gas en Norte América. Este sistema no reduce los costos de la extracción de petróleo, pero sí el precio para encontrarlo.

La exploración sísmica para hallar este tipo de combustibles se lleva a cabo mediante  grúas que al golpear el suelo emiten ondas de sonido que son monitoreadas por sensores encima del nivel de la tierra. Una red de 10,000 a 20,000 sensores conectados por cables se extiende sobre un territorio de 1600 km cuadrados. El nuevo sistema HP-Shell, contará con una cantidad cercana a un millón de sensores inalámbricos sobre una extensión similar, los cuales escucharán el eco emitido debajo de la tierra. Los datos recolectados por estos sensores serán compilados y analizados para crear imágenes de las formaciones geológicas y los pozos profundos. Esta nueva generación de sensores  permitirá una producción de petróleo más eficiente, reducirá el número de pozos secos y las consecuencias ambientales ocasionadas por las excavaciones.

Esta nueva eficiencia, por supuesto, requiere de otras innovaciones más allá de los sensores inalámbricos. Varias tecnologías trabajan juntas para hacer esto posible: avances en almacenamiento de información, networking, búsqueda de datos y software de análisis. Estos sensores son el instrumento escencial para la medición y comunicación entre el mundo físico y el digital.

Fuente: The New York Times, IT Business Edge

Enlaces Patrocinados
Comentarios