Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

piratas-en-linea00

El gobierno británico parece acercarse a un acuerdo para endurecer las leyes y hacer que los dos años de cárcel por ser un pirata informático se conviertan en una década.

Sin embargo, el tema da para más, por ejemplo, cómo es que los piratas acceden a contenidos que no deberían y la responsabilidad de Google, la cual -dicen en el Reino Unido- tiene que hacer algo sobre este tema de la piratería.

La piratería está en todas partes y hay mucha gente a la que se le considera pirata precisamente porque comparte archivos o bien, los pone en un sitio en donde pueden compartirse.

De acuerdo a la ley de derechos de autor en Gran Bretaña, las penas por ofensas en línea (por ejemplo, la de compartir archivos), es de dos años. En tanto, los piratas físicos, aquellos que se les agarra infraganti con CDs y DVDs, pueden llegar a tener una pena máxima de 10 años de acuerdo a la actual legislación.

Pero en los pasados dos años se han hecho esfuerzos políticos para que este castigo se dé de la misma forma a los piratas en línea. Ya hay un anuncio del Gobierno Británico indicando que buscarán que se incremente la pena por estos delitos informáticos a 10 años en general.

La propuesta se detalló en un borrador en los trabajos de la economía digital que lleva a cabo el gobierno de Gran Bretaña. Si pasa a ser una ley, se tendría que enmendar la sección relevante del Acta del Copyright (los derechos de autor), el diseño y patentes de 1988.

Karen Bradley, Secretaria para la cultura, los medios y los deportes, habló fuertemente en favor de una vigilancia más estricta de los derechos de autor.

“Estamos ayudando a los comerciantes sobre los ataques a la propiedad intelectual. Los ladrones pueden ser sentenciados a 10 años en prisión, pero las bandas criminales, que hacen vastas sumas de dinero explotando las creaciones en línea, solamente enfrentan penas de hasta dos años de cárcel. Las incrementaremos a diez”, dijo.

Bradley aclaró que criminales como Paul Mahoney, quien ganó unas 300 mil libras y le costó a la industria millones, facilitando el acceso a filmes ilegales en Internet, necesitan recibir un mensaje claro.

“Necesitamos asegurando que las agencias que protegen los derechos de autor, así como sus afiliados, tengan el conjunto de herramientas correctas para poder tratar con todos los tipos de piratería, por lo cual esta claúsula es importante”, añadió.

Diez años por compartir archivos de forma ilegal sin embargo, le parece mucho tiempo a algunos parlamentarios, por ejemplo, el del partido laborista Thangam Debbonaire, quien aplaudió la medida pero dijo que debería asegurarse que quien descargue contenidos de forma casual no sea perseguido.

El ministro conservador John Whittingdale dijo está muy complacido por cómo van las cosas para dar penas más duras a los piratas en línea, pero se tienen que hacer otras cosas y de nuevo Google entró en la escena.

El partido conservador manifestó que pondría presión en los buscadores de Internet para prevenir que estos pongan sitios ilegales en respuesta a las búsquedas. Y a pesar de que esto ya se ha discutido antes, no parece haber progresos significativos.

La cuestión es que para algunos parlamentarios no es realista esperar que Google pueda saber si todos los sitios que presenta, cuando alguien hace alguna consulta, son legales o ilegales. De hecho Google muchas veces saca de sus listas a los sitios piratas, pero estos reaparecen casi inmediatamente con otros nombres.

Pero más allá de estas discusiones sobre los buscadores y en particular sobre Google, la petición de endurecer las penas entrará ahora en una nueva etapa y si pasa entonces el siguiente paso es llevarla a la Cámara de los Lores antes de que se llegue a una etapa final que es cuando se decida si la ley se cambia.

Referencias: Torrent Freak 

Desde la Red…
Comentarios