Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

¿Alguna vez has pensado realmente que tan expuesto estás en Facebook? El reciente escándalo de la empresa de Mark Zuckerberg y la consultora Cambridge Analytica y el uso de los datos personales de más de 50 millones de usuarios que usaron para influenciar las elecciones de Estados Unidos en noviembre pasado, ha devuelto a los reflectores el tema de la privacidad y la seguridad de la información que los miles de millones de usuarios comparten todos los días.

Afortunadamente existen formas para protegerte, te enumeramos las principales para que las apliques de inmediato.

Primero la mala. La única forma 100% efectiva de que tu información personal esté totalmente inaccesible, es borrando definitivamente tu cuenta de Facebook, como bien sugiere la campaña viral #deleteFacebook.

Ahora la buena: puedes implementar una serie de candados para que tu información llegue a quien tú quieres que llegue en lugar de que todos puedan entrar a verla y potencialmente usarla en tu perjuicio. Solo que no es tan fácil encontrarlas.

1. Revisa tus apps ligadas

¿Has utilizado servicios o juegos en Facebook? Es probable que algunos desarrolladores tengan acceso a tu perfil y hasta el de tus amigos antes de que Facebook robusteciera sus permisos en 2015. De hecho Cambridge Analytica no hacker a los usuarios de la plataforma, sino que obtuvo permisos a través del cuestionario que difundía.

Es fácil auditar las Apps conectadas a tu perfil si sabes dónde hacerlo. En una desktop busca a la flecha apuntando abajo de la esquina superior derecha, encuentra la opción “Configuración” y haz click en “Apps” para checar a quiénes les has dado permiso. Elimina a quienes no reconozcas, no recuerdes o de plano ya no utilices, solo tienes que poner el cursor sobre cada una y usar la opción del lápiz para retirar o mantener permisos. Al concluir selecciona “Guardar”.

NOTA: Estos desarrolladores poseen cualquier información que hayan recopilado hasta ahora, pero por lo menos podrás contener el “daño”.

2. Anuncios no deseados

Puedes controlar los anuncios que aparecen durante tu estancia en Facebook para mejorar tu experiencia. También es necesario que sepas que estas ad networks pueden registrar tus movimientos de navegación y usar esa info para teledirigir más anuncios.

Vuelve a configuración y haz click en “Anuncios publicitarios”. Una vez ahí, ve a “Configuración de anuncios” y desactiva todas o solo las opciones que consideres que pueden resultar perjudiciales.

3. Cerrar mi cuenta de Facebook

Si de plano no te late cómo se está comportando Mark Zuckerberg con su red social y decidiste que necesitas un descanso, pues cierra definitivamente tu cuenta en Facebook y de paso solicítale que elimine tus datos de la plataforma.

Para hacerlo ve desde tu perfil a la dirección www.facebook.com/help/delete_account y pulsar el botón “Eliminar mi cuenta”.

PRECAUCIÓN: Antes de que hagas algo precipitado, es necesario que sepas que una vez que confirmes que quieres eliminar tu cuenta, todos los datos y archivos que Facebook tiene sobre ti, incluidas fotos y copias de seguridad, quedarán eliminados y no existe manera para recuperarlos. Puede tomar hasta 90 días para que la plataforma elimine toda tu información.

Comentarios