Google continúa con su Blitzkrieg sobre todos los medios que aprendimos a amar. Primero el internet, luego los smartphones, los navegadores y las redes sociales. Ahora, es el turno de la televisión por paga. No me malinterpreten, creo que todos estamos de acuerdo que Google se ha ganado ese poderío debido a la gran calidad de sus servicios; pero después de toda esa ola de acusaciones contra la privacidad de los usuarios ¿Realmente queremos que el gigante de los buscadores entre a nuestras salas?

Según nuestros camaradas del Wall Street Journal, la compañía recién envió una aplicación a la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos para proveer un servicio de televisión por paga a los residentes de Kansas City. Este servicio utilizaría el tendido de fibra óptica de Verizon para llevar a las casas de miles de usuarios lo que podría ser un servicio que incluya acceso a internet que, según Google, será 100 veces más rápido que ningún otro.

Aún falta que se apruebe esta aplicación y que las negociaciones con diferentes canales se lleven a cabo para integrarse al paquete de TV que Google planea ofrecer. Sin embargo, estas negociaciones no van solas; la semana pasada Google también realizó una petición para instalar una granja de antenas cerca de su centro de información en Iowa; hecho que sugiere que Google lleva planeando un sistema integral de entretenimiento que incluya un servicio parecido a Netflix, televisión por paga y conexión a internet.

El pasado noviembre, según informó el New York Post, la compañía del buscador más famoso del mundo se encontraba en pláticas con Disney, Time Warner y Discovery Communication sobre su participación en el servicio de video en esta ciudad.

De ser aprobada esta aplicación, y después de medir el éxito en esta ciudad, la compañía lo convertirá en un servicio que abarque toda la nación americana, al menos donde se encuentre la red de fibra óptica de Verizon. Seguro esto supondrá una gran competencia a otras marcas ya consolidadas entre el público.

Google planea formar parte de un apecto más de nuestra cotidianeidad: Nos acompañará cuando salimos, cuando platicamos con nuestros amigos por Chrome, en el momento en que buscamos ubicaciones en nuestros celulares con Android y Google Maps; y ahora cuando descansamos en nuestros hogares ¿Ustedes qué opinan? De ser ciertos estos alegatos de vigilancia y espionaje a escala mundial, ¿Esto no será más que  otra señal de un control centralizado de la información y los hábitos del usuario?

Enlaces Patrocinados
Comentarios