Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Las actualizaciones son un dolor de cabeza para la mayoría de los usuarios Android, y es que hay muchos factores que influyen para que cualquier persona reciba una actualización después de que Google la libera, como será próximamente el caso de Android P.

Y es que seguramente ya escuchaste el término “fragmentación de Android”, que demuestra la mala política de actualizaciones de muchos de los fabricantes que apuestan por el sistema operativo de Google.

Según los últimos datos revelados por Google, la versión más reciente de Android conocida como Oreo apenas está instalada en el 1.1% de todos los dispositivos del mercado, mientras que Android 6.0 Marshmallow es la más utilizada hasta el momento con el 28.1% de cuota de mercado.

Así es, hablamos de  que una versión que fue presentada en el 2015 es la más utilizada de Android, una cifra que no tendrá contentos a muchos usuarios y entusiastas de este sistema operativo.

Distribución de Android

¿Pero por qué es así? ¿Por qué las actualizaciones tardan mucho en llegar a los dispositivos? Bueno, veamos los puntos de uno en uno.

Google libera Android P y éstas son algunas de sus novedades

Los fabricantes y sus capas de personalización

Las capas de personalización son uno de los añadidos de cada fabricante con el que buscan diferenciarse de su competencia, por eso cada uno añade ciertas funciones, diseño y gestos que buscan “enriquecer” la experiencia de usuario. El problema es que cada nueva versión de Android, estos fabricantes tienen que adaptar sus capas de personalización con las nuevas mejoras y funciones, así como implementar sus nuevos desarrollos y características que hacen “única” su experiencia de uso.

Esta es una de las razones por las que cada fabricante tarda varios meses en lanzar la nueva versión de Android, sin embargo, cuando por fin tienen lista la actualización es común que Google ya haya liberado una versión aún más reciente.

samsung experience

Por ejemplo, cuando algunos fabricantes como Huawei o Samsung ya tenían lista la actualización de Android Oreo 8.0, Google ya había liberado Android Oreo 8.1 para los Nexus y Pixel.

Los operadores y sus pruebas de red

Algo muy importante que debes saber es que los teléfonos que compras directamente con un operador deben ser actualizados por dicho operador y no por la marca a la que pertenece, por ejemplo, cuando Samsung lanza la actualización de Android Oreo 8.0 para sus Galaxy S8, sólo llegará para los smartphones que se compraron directamente en una Samsung Store física o digital, por otra parte, la misma actualización es entregada al operador con el que la marca tiene un acuerdo para que prueben que las novedades de esta versión de sistema operativo no afectan negativamente la red.

Esto significa que dependes de tu operador móvil para recibir esta actualización, y en caso de que la compañía telefónica detecte alguna falla, Samsung o la marca en cuestión deberá corregirla y después volverla a entregar al operador para realizar pruebas.

En el mejor de los casos tendrás que esperar varias semanas para recibir la actualización, pero incluso puede postergarse más de lo debido y tardar varios meses.

Google no ejerce presión sobre los fabricantes

Realmente no existe una política de Google con los fabricantes que los obligue a actualizar sus teléfonos a la última versión de Android, situación que sin duda perjudica a muchos usuarios.

Sin embargo, esta ha sido una de las razones por las que ahora Google ha querido darle un impulso fuerte a Android One, y en algunos años podría ser este programa el que reduzca considerablemente la fragmentación en Android.

Nokia Android One

Con Android One Google podría cambiar el futuro de Android

Decenas de modelos de todas las gamas

Si lanzar una actualización a un par de modelos requiere de una inversión por parte de las compañías, ahora pensemos lo que se necesita para las decenas de modelos que tienen en el mercado, de los cuales cuentan con procesadores de diferentes compañías, y que sin duda entorpece que la última versión de Android llegue a todos los modelos disponibles, sobre todo los de gama media y baja.

Y es que a diferencia de Apple, donde la compañía tiene total control sobre los componentes importantes de hardware como el procesador, que es dueño de su software y sobre todo que tiene una cantidad más limitada de modelos en el mercado, pues es mucho más fácil actualizar todos sus dispositivos de manera más rápida.

Android gamas

Estas son algunas de las razones por las que probablemente muchos usuarios se queden sin Android P en sus dispositivos, a no ser que tengan un Pixel o algún Android One, pues los demás tendrán que esperar algunas semanas si compran los modelos más recientes de Samsung, Huawei, Sony, y tendrán que esperar aún más si lo comparan con algún operador o tienen un modelo del 2017.

Fotografías de 9to5Google y AndroidPit
Comentarios