En una prueba realizada por PhoneBuff muestran como un iPhone 6S logra superar en velocidad a un Samsung Galaxy Note 7 ganándole por mucho en la gestión de aplicaciones.

¿Pero qué tanto hay de cierto en ello?

A tan solo unas semanas de haberse presentado el Galaxy Note 7, la phablet de Samsung, se ha colocado como una de las mejores terminales del mercado, que en muchos sentidos es superior a su principal rival el iPhone 6S, un equipo que se mantiene vigente aunque nos encontremos a semanas de la presentación de una nueva generación de los equipos de Apple.

Retomando el video, se puede observar como ambos equipos son sometidos a una interesante prueba que consiste en abrir y correr las distintas aplicaciones en el menor tiempo posible, con el fin de demostrar que terminal es la más rápida.

En menos de tres minutos se puede observar como el iPhone comienza a superar a su rival, al cargar más rápido las aplicaciones, sobre todo en los juegos, además de renderear más rápido un pequeño clip de video.

Como resultado tenemos que al iPhone le tomó 1 minuto con 21 segundos abrir las 14 aplicaciones y renderear el video, mientras que el Note 7 necesitó 2 minutos y 4 segundos para lograrlo.

Aunque a primera vista se podría decir que el iPhone 6S es más rápido que el nuevo equipo de Samsung, esta prueba no podría estar más alejada de la verdadera capacidad y velocidad del equipo coreano ya que, lo que realmente demuestra la prueba es qué tan optimizado está el código de estas aplicaciones para cada sistema operativo y qué tan bien logran aprovechar los recursos de cada terminal, es decir en la prueba no se revela la eficiencia del equipo sino qué tanto están optimizadas las aplicaciones para cada sistema operativo.

En esta ocasión, el resultado es un tanto obvio, ya que Apple se ha dedicado a optimizar su software para que trabaje a la perfección únicamente con su hardware, lo que le permite al desarrollador ahorrar procesos y por consiguiente tiempo, caso contrario a lo que tienen que lidiar todos los programadores para Android, quienes tienen que trabajar con mucho más contenido para ofrecer la mayor compatibilidad posible con los distintos equipos que ocupan este sistema operativo.

Una verdadera prueba podría consistir en emplear las funciones multiventana que ofrece el equipo empleando la S-pen, donde seguramente el equipo demostrará su verdadero poder.

Enlaces Patrocinados
Comentarios