Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Tesla es una de las compañías que más interés ha generado entre los distintos inversionistas y usuarios que ven con buenos ojos el avance que ha logrado la empresa de Elon Musk en el desarrollo de automóviles eléctricos con conducción automática.

Sin embargo, el pasado 7 de mayo del 2016, Joshua Brown de 40 años de edad perdió la vida después de que su Tesla Model S se impactara contra el remolque de un camión en un cruce de carreteras en el centro de Florida de los Estados Unidos.

Según las autoridades, Joshua llevaba activado el piloto automático de Tesla por lo que él había dado pleno control al automóvil mientras el despegaba las manos del volante. Y aunque en un principio no pudieron dar una explicación de porqué había falla el piloto automático, Tesla abrió una investigación para dar un veredicto de la falla.

Sin embargo, la familia del fallecido demandó a Tesla por ser el culpable de la muerte de su familiar, juicio que ha llegado a un veredicto final, exonerando a la compañía de Elon Musk como la culpable del accidente de auto que sufrió el señor Brown.

Los abogados de Tesla demostraron en el juicio que el piloto automático chocó contra el remolque del camión debido a que los sensores del vehículo no distinguieron el color blanco del remolque del camión debido a la gran luz que había aquellos días de primavera.

Sin embargo, la razón por la que se encontró como inocente a la empresa es debido a que en la investigación se demostró que el piloto tuvo 7 segundos para darse cuenta del camión y tomar algún tipo de acción; sin embargo, nunca se percató de ello debido a que toda su atención se enfocaba en un DVD portátil.

El hecho de que Tesla tenga un piloto automático no significa que los conductores pueden dejar de lado su responsabilidad al volante. Desde que los automóviles de Elon Musk se han puesto a la venta los accidentes automotrices se ha reducido en un 40% gracias a la implementación del piloto automático, que puede calcular mejor los riesgos de lo que lo hace un ser humano.

Sin embargo, aún falta camino por recorrer para poder tener plena confianza de que el automóvil se volverá el medio de transporte más seguro gracias al completo desarrollo del piloto automático, pero éste no es el momento.

Referencias: The Verge, Consummer Affairs

Desde la Red…
Comentarios