Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Al parecer, el gobierno de los Estados Unidos continúa creyendo que todos sus ciudadanos son tontos o ilusos, donde con acciones bastante sospechosas y hasta un tanto ridículas (por lo mal efectuadas) intentan seguir espiando de manera ilegal a sus ciudadanos.

Resulta que hace unos días un curioso reporte comenzó a surgir en redes sociales por parte de los ciudadanos del país norteamericano, en especifico de la ciudad de Filadelfia, en donde una serie de fotos mostraban una camioneta con pegatinas con el logo de la aplicación de Google, “Google Maps”.

El problema fue que el trabajo de camuflaje era tan mal, ya que lo único que habían hecho era poner una estampa en la ventanilla del vehículo con el logo y la palabra “Maps”; que varias personas que pasaron por la cercanía comenzaron a sospechar sobre la camioneta, la cual además de no poseer la habitual cámara omnidireccional, sino dos cámaras en cada extremo de la camioneta, permanecía quieta en la calle, por lo que era ilógico que captara mucho terreno si no se movía.

Usuarios como Matt Blaze, profesor de informática y ciencias de la información de la Universidad de Pennsylvania, logro deducir que la camioneta no era más que un penoso disfraz, por lo que se dispuso a tuitear el acto, generando controversia en las redes sociales.

Tras analizar las fotografías se pudo descubrir que la camioneta estaba registrada a nombre del gobierno de Filadelfia, además de que las cámaras con las que contaba eran cámaras lectoras de matriculas de alta potencia modelo MPH-900 Elsag capaces de registrar miles de imágenes de placas de automóviles por minuto llamadas Automated License Plate Recognition (ALPR), estos sistemas son generalmente usados por los autos policiacos para identificar un vehículo que haya sido robado o bien que se encuentre bajo una persecución.

Pero no sólo esto, ya que muchas personas desaprueban el uso de este sistema, ya que el usarlo es una actividad bastante controversial porque el sistema no solo registra la placa, sino que también tiene la capacidad de crear un monitoreo de ésta y realizar un análisis de los hábitos de la persona y almacenarlos durante todo un año, lo que lo vuelve una invasión de la privacidad de los usuarios que transitan por las calles.

Lo curioso es que el Departamento de Policía de Filadelfia terminó admitiendo que el vehículo era suyo, pero que ellos jamás ordenaron que se utilizara algún logotipo de Google para intentar ocultar la camioneta, por lo que comenzarían una investigación al respecto, además de que ordenaron retirarlos inmediatamente de la camioneta.

Lo interesante es que este tipo de cámaras ya son empleadas por vehículos propiamente identificados como patrullas en Filadelfia, por lo que es de suponerse que el implementar acciones como esta deja claro que se encuentran realizando acciones ilegales de espionaje.

Por su parte, la gente de Google comentó que comenzarían a realizar una investigación sobre las acciones del departamento de policía además de tomar acciones necesarias por el mal uso de la imagen de uno de los productos de su empresa.

Fuente: Motherboard

Desde la Red…
Comentarios