Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Una nota sobre despertadores, ¿qué mejor para empezar la semana? Muchos de nosotros estamos entrenados casi inconscientemente a presionar Snooze incluso dormidos. La creatividad de un joven inventor ha concebido los relojes despertadores Ramos, alarmas estilo vintage que te obligan a teclear un código numérico para apagarlas.

La alarma tiene una apariencia clásica, como de los años veinte. La Ramos es una caja de madera (se puede elegir el tipo de esta) con una bocina, una antena interior y el Display digital frontal que da la hora. El sistema es simple: programas por medio de los botones debajo del dispositivo a qué hora quieres que suene, esta se activa al momento indicado y para apagarla es necesario salir de la cama hacia un panel de control elegantemente disfrazado por un marco, donde deberás teclear un código numérico que cambia diariamente; a veces es la fecha del día, en otras ocasiones es una código aleatorio. Todo con la finalidad de despertarte de manera eficiente.

El dispositivo apenas está en producción y se encuentra en la página de financiamiento online Kickstarter, para todo aquél que tenga fe en este proyecto, se necesita una donación de 160 dólares por persona para hacerte acreedor de uno de estos.

Además de la versión digital, hay otra más “old-school” del singular reloj despertador. Se trata de una versión que, por sólo 350 dólares de donación, te da básicamente lo mismo, con la diferencia de que, en lugar del Display digital, te encuentras con cuatro bulbos frontales que dan la hora y una antena exterior (con distancia variable) que conecta con el panel de desactivación. La razón de que “la voluntad” se incremente tanto en comparación de su contraparte más moderna es debido a que los bulbos son más caros.

Las alarmas Ramos cuentan con diferentes opciones de apagado; entre ellas, la de apagar la alarma tecleando los 16 dígitos del valor de Pi, la capacidad de permitirte cierta cantidad de “Snoozes” antes de salir de la cama, el modo de cortesía que te da un minuto para ir a teclear el código y, finalmente, un modo que te levanta de la cama de una manera menos agresiva.

Como verán, estas alarmas parecen ser útiles, desgraciadamente, aún faltan unos cuantos cientos de dólares para llegar a la meta de 75 mil billetes. Sus donaciones pueden ir desde un dólar hasta lo que su billetera les permita.

Hay una gran cantidad de gente que no podemos resistir presionar el botón de Snooze, y sin importar cuantas medidas pongamos, siempre vemos la manera de evitar salir de la cama. Puede que este sistema, que ni desconectándolo se desactiva debido a su batería interna, pueda ser una cara, pero eficiente solución al problema de los que no aprecian mucho salir de la comodidad de la cama matinal.

 

 

Desde la Red…
Comentarios