Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hoy en día, si se quiere ver el discurso más famoso de Martin Luther King, “I have a dream”, el cual es un parteaguas en la historia de los Estados Unidos, tendrá que pagar 10 dólares para ello, gracias a la torcida ley de Derecho de Autor que existe en ese país. Para mucha gente en el vecino país del norte este asunto no es nuevo, pero hay nuevos elementos que hacen más dramático el asunto con los derechos de autor digitales gracias a la controversia actual por SOPA (Stop OnLine Piracy Act).

Alex Pasternack, el editor del sitio de tecnología Motherboard, escribió en su blog:

Si usted no estaba vivo cuando Martin Luther King dio su famosos discurso o bien, no pudo jamás escucharlo y verlo, debe saber que no lo hallará en ninguna parte, al menos legalmente (eso incluye a youtube). Los derechos de su uso corresponden a la familia de King. Cabe decir que el discurso se dio hace nada menos que 48 años atrás.

En el sitio de la familia King, cintas de audio y video del discurso en cuestión se pueden comprar por 10 dólares la pieza. La familia controla los derechos de autor sobre el discurso y los tienen hasta el 2038, 70 años después de la muerte de King. Una pregunta interesante entonces surge: ¿Por qué hay que pagar por ver la historia de los Estados Unidos? Si el Museo Smithsoniano de la Historia de los Estados Unidos es gratis, ¿por qué habría que pagar 10 dólares por un discurso que cambio la historia de ese país?

Tal vez no habría que culpar necesariamente a la familia King por sus acciones. Quizás deberíamos pensar que el estado de las leyes de Coypright en los Estados Unidos está en un estado absurdo. Estas leyes se escribieron mucho antes de la invención de la red Internet. La idea atrás de ellas, de acuerdo a los expertos, son buenas.

La propiedad intelectual no es fácil de proteger (léase: fácil de ser robada), y los intentos de regularla castigando a los infractores parece sensata. Sin embargo, hay un enfoque diferente, inteligente y muy interesante, el de Creative Commons y la Electronic Frontier foundation (EFF) en donde el punto crítico es que la ley de derechos de autor está ya obsoleta.

Por ello mismo es que el debate de SOPA se ha oscurecido tanto. Los abogados admiten que no entienden cómo trabaja la red Internet y esto desde luego, representa un serio inconveniente. De hecho, el mismo Obama ha dicho que el problema de SOPA podría convertirse en un problema en las elecciones del 2012.

Así entonces, entre que los abogados y los que hacen las leyes no entienden las tecnologías modernas y están obsoletos, pero que quieren regularlo todo, porque evidentemente ciertas libertades les causan escozor, se mueve esta discusión. Habrá que esperar todavía mucho para que las leyes de derecho de autor se modifiquen y se actualicen pero en el mientras, habrá que batallar contra todos estos personajes que bajo la etiqueta de SOPA quieren terminar con la libertad de expresión y con los derechos de autor en muchos sentidos.

Fuente: The Atlantic Wire

 

Desde la Red…
Comentarios