spam01

Yo quiero creer que el correo spam es algo con lo que estamos condenados a vivir en el mundo virtual. Hay cientos de personas y pequeñas empresas que venden listas de correos, incluyendo paquete para enviar el mismo correo a miles de direcciones (bulk mail), con la idea de que si mando una propaganda a un millón de personas y me responde el 1%, estoy teniendo 10,000 clientes potenciales. Además de que el correo electrónico es virtualmente gratuito y nos ahorramos así estampillas, o tener que imprimir panfletos o catálogos con lo que queramos vender. Ahora podemos tener un archivo PDF con todos nuestros productos y listo, ¡a recibir clientes!

Para evitar el spam, se han intentado muchas ideas. La primera es filtrar las direcciones de donde viene el correo electrónico.  Sin embargo, esta restricción se la han saltado fácilmente los spammers, pues la dirección electrónica puede ser absolutamente falsa. No hay ningún impedimento para que alguien ponga que sus correos vienen de [email protected], por ejemplo.

Entonces se ha intentado estudiar lo que los spammers escriben y así, si uno encuentra una serie de palabras específicas, puede entonces bloquear a ese indeseable. Pero de nuevo, los spammers han hallado maneras de brincarse esta traba incluso usando el truco de la “Universidad Inglesa”, del cual ya he hablado en algún video de unocero.com, en donde cada palabra de un texto deja fijas la primera y última letra, revolviendo las letras interiores. Así, el mensaje no puede filtrarse como spam pero puede leerse.

Pero lo curioso del asunto es que para cada filtro puesto por un usuario, para evitar el spam, se encuentra una manera de brincárselo. Pero pensemos un poco: aunque se lo brinque será borrado dicho mensaje sin ser leído. Entonces ¿por qué tanto afán en burlar los filtros si aún así, el mensaje será ignorado?

Quisiera pensar que los spammers creen aún que la gente se traga todo lo que le quieren vender en Internet, porque sino, no me explico esas cartas de ancianas moribundas que me quieren donar millones de dólares, o bien, los mensajes en donde mi suerte maravillosa me ha favorecido, una vez más, con un premio de un millón de libras esterlinas dela Euro-Lotto, en donde extrañamente, jamás he participado. Yo me pregunto si sus mensajes todavía alguien los lee, si todavía tienen éxito, si alguien cae en sus trampas?

Enlaces Patrocinados
Comentarios