El escándalo de Hewlett Packard México y PemexEste año se han dado a conocer diferentes casos de fraude y otras operaciones ilícitas que envuelven a Petroleos Mexicanos, sin embargo, esta vez salió a la luz una investigación – realizada por autoridades estadounidenses y no mexicanas – en las que se revela que HP México se vio envuelto en un caso de soborno a la petrolera.

De acuerdo con un comunicado del FBI, filiales de HP en países como México, Rusia o Polinia tuvieron conductas similares al dar sobornos a instituciones gubernamentales para ser favorecidas en la otorgación de contratos para proveer de tecnología a esas entidades.

En México, la filiad de HP evadió las reglas de control interno de esta compañía para hacer pagos a un intermediario que facilitó la celebración de un contrato para otorgar hardware, software y licencias a Pemex; aunque HP sí suele pagar a personas que medien en este tipo de operaciones, el intermediario en cuestión no era un socio aprobado.

“HP aceptó pagar una ‘comisión’ de 1.41 millones de dólares al consultor y escondió el pago al insertarlo en una estructura de contrato con un tercero, que había sido aprobado por HP como socio”, señala el comunicado del FBI. “HP México hizo el pago de comisión al socio, que a su vez entregó el dinero al consultor. Poco después, el consultor pagó a un oficial de Pemex aproximadamente 125 mil dólares”.

Estos movimientos se realizaron entre los últimos meses de 2008 y los primeros meses de 2009, y no es sino hasta este año que salieron a la luz debido al trabajo del FBI, que agradece la “tremenda cooperación de nuestros compañeros de aplicación de la ley en Alemania, Polonia y México”.

Como efecto de los tres casos de soborno en diferentes países, las filiales de HP pagarán una multa en Estados Unidos de más de 76 millones de dólares, mientras que HP Co. cubrirá una multa de más de 31 millones de dólares, dando un total aproximado de 108 millones de dólares.

Esta no es la primera vez que una compañía tecnológica internacional tiene problemas legales en México. En 1998, empleados de la unidad mexicana de IBM enfrentaron cargos por cometer un fraude con el objetivo de ganar de manera ilegal un contrato de 27.7 millones de dólares que consistía en crear el sistema de base de datos para la policía en la Ciudad de México. En ese entonces, tres ejecutivos quedaron libres de cargos por falta de pruebas.

Referencia: FBI, Reuters, El Universal

Enlaces Patrocinados
Comentarios