Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hoy en día es común sentarnos a ver una película en nuestra sala. A todos nos agrada la experiencia del reconfortante sillón, la compañía (si es que la tienes), comer algún snack, relajarnos y ver la pantalla para reír, llorar, brincar del susto o cualquier emoción que nos genere el filme.

Cuando estamos cortos de dinero, esta es una gran opción pues puedes ahorrar prácticamente en todos los sentidos. Quizá el gasto más obvio es el que se hace al ir a rentar la película (sí, eso aún se hace aquí en México, aunque usted no lo crea), pero a veces ni eso, ya que quizá optes por poner alguna de las que ya tienes en casa.

Gracias a la tecnología traída hasta ahora a nuestras vidas, y dependiendo de la cantidad de aparatos de los que dispongas, puedes tener la sensación de estar en la sala de cine; aunque no a todos les importa esto, lo que quieren es simplemente desconectarse un par de horas del bullicio de allá afuera.

A un servidor, le agrada mucho apreciar una buena cinta. Para esto no es completamente necesario el tener el mejor teatro en casa o la mejor pantalla. Por otro lado, también me gusta ver películas de acción, terror, chick flicks, en resumen, todo lo comercial, y para este caso he optado por migrarme al Blu-ray.

Para mí, hay películas que definitivamente valen la pena verse en Full HD, y otras que simplemente no tiene caso gastar más de lo que vale un DVD. Habrá quien piense que en realidad no vale la pena gastar más de $30 en comprar cualquier película, pero esa es otra historia.

La variedad de medios para reproducir Blu-ray Discs ha aumentado poco a poco, y en México están en existencia la mayoría de ellos. Todos tienen sus pros y sus contras que van desde las capacidades de cada uno hasta la relación costo-beneficio.

Yo, por ejemplo, reproduzco mis discos en una laptop con lector de Blu-ray. Me agrada poder portar mi reproductor de aquí para allá y a la vez tener todo el poder de una computadora.

El Playstation 3 es, creo yo, de los best-sellers en este rubro ya que además del lector, tienes también una de las consolas más poderosas actualmente. Y por último están también los reproductores que están exclusivamente dedicados a esta tarea.

Cada una de las tres opciones tiene su propio rango de precios y satisfacen necesidades distintas.

Afortunadamente, los títulos también han encontrado buen recibimiento y ahora ya podemos toparnos inclusive con ventas de descuento en las que se llega a ver discos de Blu-ray hasta en $100 pesos (sí, en serio).

Cuando el DVD llegó al mercado no se sabía cómo podría ser el cambio al formato digital y para muchos significaba algo que no estaban dispuestos a hacer. Por supuesto que los tiempos cambian y ahora es raro siquiera ver un VHS en casa (a no ser por aquél del viaje a Acapulco con tu familia en mil novecientos ochenta/noventa y tantos).

La vida sigue su curso, y el cambio tecnológico nos llega día a día. Por ahora los Blu-ray pueden parecer para un sector limitado de la gente, pero seguramente llegará el momento en que un disco de ese formato lo encontremos a un precio más que accesible.

Blockbuster anunció su quiebra en Estados Unidos, pero para México la situación parece diferente. Actualmente no hay la infraestructura en las casas de la mayoría de la población para, por ejemplo, usar el servicio de Video on Demand, por lo que quizá hablar de la extinción de video clubes, así como la venta de discos en cualquier tienda departamental puede ser, por ahora, demasiado apresurado.

Y tú ¿cómo ves tus películas en casa? ¿Qué tan importante crees que es la calidad en el video y audio para poder disfrutar una película? Esperamos tus comentarios.

Desde la Red…
Comentarios