El autobús impulsado por popó ya está en servicioCuando se trata de encontrar fuentes de energía alterna puede ser sorprendente lo que se logra empleando desperdicios. En este caso, un proyecto en Reino Unido logró echar a andar un autobús de pasajeros que es impulsado por un combustible hecho a partir de excremento y residuos orgánicos.

La empresa Wessex Water creó este concepto en colaboración con otras organizaciones y ya está en funcionamiento en la ruta hacia el aeropuerto de la ciudad de Bristol. A bordo pueden viajar 40 personas y, con un tanque lleno, se pueden recorrer hasta 300 kilómetros.

El secreto está en el combustible, que es gas de biometano hecho con los residuos antes mencionados. Se estima que un tanque lleno puede producirse a partir de los residuos generados durante un año por cinco personas, es decir, habría elementos de sobra para reciclar y rellenar los tanques de este tipo de autobuses.

En esta etapa de servicio se espera que el autobús – o “Poo Bus”, como algunos lo han llamado – transporte alrededor de 10 mil personas al mes entre el aeropuerto y la ciudad de Bath. Respecto a la producción de biometano, la planta de Bristol genera suficiente combustible al año como para dar energía a 8,300 hogares.

Sin duda este desarrollo es importante para dar a conocer la tecnología involucrada y dar más elementos al mundo entero para que en un futuro haya más países sumándose a este tipo de iniciativas u otras parecidas en pro del medio ambiente.

Referencia: Weesex Water

Enlaces Patrocinados
Comentarios