Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

dynamite-samMuchos recordarán el programa de TV, Misión Imposible, en donde siempre iniciaba con una encomienda que se dictaba a través de una grabadora de casettes. Una vez que el personaje sabía las instrucciones escuchaba de la cinta: “ésta cinta se autodestruirá en 5 segundos“… Y entonces poco a poco se llenaba de humo la reproductora.

Pues bien, parece ser que el teléfono Droid X tiene un manera de autodestruirse si se hacen modificaciones ilegales y el software del teléfono lo detecta. A esto se le llama el insano sistema de seguridad eFuse de Motorola. Con esto se pretende que los usuarios no puedan hacer hackeo, jailbreaking o modificaciones fuera de las políticas del fabricante.

Para muchos, esto es ridículo. Si uno compra un teléfono de la marca X, tiene finalmente derecho de hacer lo que quiera con él, incluso destruirlo en una licuadora, como puede verse en youtube con un personaje que pone todo a licuar, por el solo gusto de “a ver qué pasa“. Puede el fabricante, si quiere, hacer la vida difícil a quien quiere hackear el teléfono y puede pensar que el software que la empresa da para el uso del teléfono debe ser más que suficiente, pero el punto es que si ya pagué por el dispositivo, deshabilitarlo porque al fabricante no le gusta lo que yo quiero hacer es una especie de sabotaje.

He aquí lo que hace eFuse. Esta información puede ser valiosa si usted pretende desarrollar para Android, o para el estándar abierto en general. Si el software eFuse falla en verificar la información entonces el sistema manda “quemar el fusible“. Esto hace que el proceso de arranque se corrompa y el resultado final es que no se puede usar el teléfono. Este esquema se puede activar en cualquier momento si el bootloader, el proceso que arranca el sistema, pues, es modificado de alguna manera.

Una vez que el eFuse actuó, el teléfono no puede restaurarse por software, sino por hardware, es decir, solamente a través del servicio de Motorola. Esto sería equivalente a que una MacBook o una PC se bloquearan en algún componente del núcleo del sistema operativo si el usuario tratara de instalar un nuevo sistema operativo en un arranque doble (dual boot).

¿Cuántos usuarios podrán tener este problema? Probablemente pocos, pero Android es una plataforma que fue creada bajo los principios de la apertura, no de la cerrazón. Por ello mismo, la idea del eFuse no parece muy buena. Habrá que ver si Motorola decide cambiar su política o si peor aún, otras empresas, por ejemplo, Apple, incorporan un esquema de esta naturaleza en su popular teléfono. Habrá que estar pendiente.

Fuente: MobileCrunch

Desde la Red…
Comentarios