Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

divorcio_geek

En el Reino Unido se ha reportado el incremento de casos de un divorcio en donde Facebook fue involucrado de alguna manea. El problema no es en sí la red social, sino el hecho de que las parejas no confían en su contraparte y buscan información que los comprometa o que muestre que tienen un romance furtivo. Vaya, que en estos asuntos de infidelidad parece que Facebook es más valioso como fuente de información que el contratar a un detective privado.

El periódico The Telegraph indicó que una firma de abogados declaró que uno de cada cinco casos de divorcio se pone como prueba incriminatoria información de los involucrados hallada en Facebook. El director de Divorce-Online le dijo al Telegraph: “He escuchado de mi staff que hay mucha gente que ha encontrado cosas poco agradables sobre sus parejas en Facebook y decidí ver qué tan cierto era. Me sorprendió que al menos 20 por ciento de las peticiones de divorcio contienen referencias a Facebook“.

Los culpables son, de acuerdo al Telegraph, los correos incriminatorios y mensajes encontrados en Facebook, los cuales se han incrementado como una evidencia de comportamiento poco razonable. Por ejemplo, Emma Brady descubrió que su matrimonio se había venido abajo cuando leyó en Facebook que “Neil Brady ha terminado su matrimonio con Emma Brady“.

Aquí hay preguntas interesantes a responder: ¿es la gente en Facebook simplemente descuidada con lo que pone? ¿o este nuevo medio social libera a las personas y de manera deliberada le dicen a sus esposas lo que no pueden decirles mirándole a los ojos?

Tal vez, a través de este fenómeno nos terminemos por dar cuenta del poder de Facebook en la actualidad. El sitio tiene un grupo especial: “The Facebook disconnects group“, el cual aglutina a aquellos que han desbaratado su matrimonio porque escribieron mensajes poco apropiados en el muro de alguien (o el suyo propio), lo cual muestra de alguna manera que las relaciones de Facebook son más importantes de lo que habíamos pensado.

Fuente: CNet

Desde la Red…
Comentarios