Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El número de autos eléctricos en las calles del mundo se está incrementando y ya se ha llegado a 2 millones de ellos en el 2016, lo cual es un fuerte incremento desde 2015, esto de acuerdo con los datos de la Agencia Internacional de Energía Global EV Outlook.

Curiosamente, China representa el mercado más grande en el 2016 con más de 40% de coches eléctricos vendidos en el mundo. Con más de 200 millones de transportes eléctricos de dos ruedas y más de 300 mil autobuses eléctricos, China es por mucho, el líder global de la electrificación del transporte. China, Estados Unidos y Europa son los que forman los mercados más importantes en este rubro, con el 90% de los autos eléctricos vendidos en el planeta.

Estos son los beneficios y la oferta de vehículos híbridos y eléctricos en México

La introducción de los autos eléctricos va poco a poco. En Noruega, éstos tuvieron el 29% del mercado el año pasado, el más alto globalmente, seguido de Holanda, con 6.4% y Suecia con 3.4%. Este nuevo mercado automotriz eléctrico está buscando la transición hacia la adopción masiva en la siguiente década. Se espera que entre 9 y 20 millones de coches eléctricos se vendan para el 2020 y entre 40 a 70 millones para el 2025, de acuerdo con los estimados de los fabricantes de automóviles.

Sin embargo, los autos eléctricos representan apenas hoy día el 0.2% de los vehículos para la ciudad que se vendieron en el 2016. Tienen todavía que recorrer un largo camino para que sus efectos benéficos en el ambiente se vean y la contribución sea notable. Sin embargo, se espera que para el 2040 haya unos 600 millones de vehículos eléctricos, de acuerdo a IEA Energy Technology Perspectives. Desde luego, también el impulso de las políticas gubernamentales para incrementar el uso de estos transportes bien puede ser un catalizador para que se adopten más rápidamente.

Es claro que las políticas de los gobiernos deben ser más ambiciosas para hacer que crezca el mercado de los vehículos eléctricos en donde se observen principalmente los escenarios sobre la calidad del aire, que incide principalmente en las grandes ciudades. A pesar de que los precios están bajando, es claro que los paquetes de baterías para estos vehículos siguen siendo demasiado costosos y son los que finalmente parecen determinar el precio de los vehículos eléctricos por el momento.

Probablemente, la mejor medida es que haya incentivos financieros además de poner más impuestos a los combustibles fósiles para disminuir su uso o al menos desalentarlo. Todo esto podría a la larga permitir que los vehículos eléctricos terminen por hacerse del gran mercado automotriz, aunque esto pasará probablemente hasta después del 2040.

Referencias: IEA

Desde la Red…
Comentarios