¿Podría ser que se haya encontrado la mochila que llevaba DB Cooper después del incidente de 1971? El FBI trabaja sobre un nuevo descubrimiento sobre el secuestro de un avión comercial, que terminó con el escape en paracaídas del delincuente -con 200 mil dólares- y del cual nadie nunca supo más.

El FBI parece tener nueva evidencia potencial en el caso del secuestro de un avión comercial en 1971, en donde el secuestrador, D.B. Cooper, saltó eventualmente del avión en paracaídas con el rescate pedido, pero que después de ello no se supo más de dicha persona.

Aparentemente investigadores privados dicen haber encontrado una pieza de lo que -se cree- pudo ser parte de la mochila del paracaídas de Cooper. Pasaron además semanas para que el equipo dijera que habían hallado probablemente las tiras del paracaídas en el bosque.

Cooper secuestró un avión en el aeropuerto de Seattle-Tacoma, presumiblemente llevando una bomba, y demandando unos 200 mil dólares para no hacerla explotar, lo que es equivalente a unos 1.2 millones de dólares de ahora. Cuando se le dio el dinero, el secuestrador hizo retomar el vuelo y se lanzó en paracaídas con el dinero.

Tu cerebro será la clave para dictar sentencia ante cualquier crimen

Se presume que el delincuente murió al haber llegado a los bosques de Oregon o Washington, en donde el clima lo mató. Sin embargo, se hallaron unos 5,200 dólares en un río. Cooper y el resto del dinero están oficialmente desaparecidos.

Ahora el FBI trabaja sobre la evidencia, que es una parte -aparentemente- de lo que sería la mochila en donde estaba el paracaídas. La evidencia potencial se entregó a las autoridades la semana pasada, por un grupo de investigadores independientes que piensan que dicha parte corresponde al paracaídas usado por Cooper.

El descubrimiento de este pedazo de evidencia llega poco después de que el FBI dijo que creía tener parte de las cintas del paracaídas perteneciente a Cooper. Los investigadores privados indican que esto podría llevar a las autoridades a dar con la fortuna robada.

Un investigador dijo en septiembre pasado que Cooper, de quien no se sabe su verdadera identidad, es en realidad el veterano de Vietnam Robert Rackstraw, un piloto que recibió muchas condecoraciones en la guerra, pero que simuló su muerte en 1978 para evitar un juicio por fraude. Rackstraw, quien tiene ahora 73 años y que vive en un yate llamado “Poverty Sucks”, en San Diego, rechaza ser DB Cooper. Y su abogado, de hecho, dijo que la acusación contra su cliente es “la cosa más estúpida que he escuchado”.

Referencias: Daily Mail 

Enlaces Patrocinados
Comentarios