Hace unos días, la CIA acusó al gobierno ruso de haber utilizado hackers para filtrar al público los correos electrónicos de la entonces candidata demócrata Hillary Clinton y su jefe de campaña John Podesta, que en teoría provocaron que muchos de los votantes indecisos en ese momento se inclinaran a favor por el actual presidente electo, Donald Trump.

El día de hoy la empresa de seguridad privada Recorded Future informó que el organismo gubernamental que verifica los sistemas de votación de prueba y certificación de votos utilizado en las recientes elecciones de Estados Unidos fue hackeado.

La Comisión de Asistencia Electoral de los Estados Unidos confirmó a TechCrunch sobre la intrusión potencial a los sistemas de voto en las pasadas elecciones de noviembre.

Según las investigaciones, Rasputin (como se hace llamar el posible hacker) trató de vender más de 100 conexiones a los sistemas de voto en la Deep Web. Algunos de estos inicios de sesión contaban con privilegios administrativos complejos y muchos tuvieron acceso a los planes de pruebas confidenciales, así como a los resultados de la votación en todo el país.

La Comisión de Asistencia Electoral ya está trabajando con el FBI para conocer cómo es que se llevó a cabo este ataque del que no se percataron hasta después de cinco semanas de la elección presidencial de los Estados Unidos.

Recorded Future informa que el ataque fue realizado por uno o varios hackers extranjeros y a pesar de que Rasputin habla y hace referencia a un personaje ruso, esto no quiere decir precisamente que fue el gobierno de este país el que está detrás de estas filtraciones y ataques como lo cree la CIA. Después de todo, en el arte de robar la principal característica es la de engañar.

Referencia: The Next Web, TechCrunch

Enlaces Patrocinados
Comentarios