Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Cómo navegar en Internet sin dejar rastroLas razones por las que una persona podría desear navegar por la red sin dejar huella alguna pueden ser muchas, pero la más sensata – y quizá menos recurrente – es que se esté buscando una forma segura de no comprometer datos personales al usar una computadora ajena o visitar un sitio de dudosa procedencia.

Para hacer posible esto, diferentes navegadores cuentan con un modo “incógnito” o “privado” donde toda la información que se consulte, cuentas, contraseñas, historial y demás información que se genera con cada clic será olvidada automáticamente por el explorador. De esta manera, los datos personales permanecen a salvo.

Si se va a usar una máquina ajena, es sumamente recomendable buscar la opción de sesión privada que esté disponible en el explorador. Esto es un proceso tan simple que sólo tomará un par de clics para habilitarlo, y los resultados son muy favorables para el usuario.

 

Chrome – Ventana de incógnito

Con cualquiera de las opciones, activar el modo privado es realmente simple. En el caso de Chrome se debe ingresar a la pestaña de configuración (lado superior derecho) y presionar sobre “Nueva ventana de incógnito”. Una nueva ventana se abrirá.

Chrome 1

En la nueva ventana se puede iniciar la navegación de inmediato. Desde este momento toda la información que se genere en la exploración de Internet no será registrada.

 

Chrome 2

También se puede usar el comando rápido Ctrl+Mayus+N para activar esta función.

Esta prueba se hizo en Chrome 30.0.

 

Internet Explorer – Navegación InPrivate

Muy similar a lo que se hace con Chrome. En este caso se debe abrir el icono con forma de engrane en la parte superior derecha e ir a la opción “Seguridad”, después activar “Navegación InPrivate”. Una nueva ventana se iniciará.

IE 1

En la nueva ventana se puede iniciar la exploración sin mayores preocupaciones.

 

IE 2

También se puede usar el comando rápido Ctrl+Mayus+P para activar esta función.

Esta prueba se hizo en Internet Explorer 10.

 

Firefox – Ventana Privada

Con este explorador se debe ir hacia el lado superior izquierdo en el menú “Firefox” y después ir a “Nueva ventana privada”. El modo privado se iniciará en una ventana emergente, donde se puede ingresar a cualquier servicio sin dejar huella.

Firefox 1

También se puede usar el comando rápido Ctrl+Mayus+P para activar esta función.

 

Firefox 2

Esta prueba se hizo en Firefox 24.0

 

Safari – Navegación privada

En Safari está disponible un modo privado que se activa y desactiva dentro de la misma ventana. Para hacerlo se debe ir a la pestaña “Safari” y seleccionar “Navegación Privada”; un recuadro aparecerá con la pregunta “¿Desea activar la navegación privada?”.

Safari 1 Safari 2

En la barra de direcciones se mostrará la leyenda “PRIVADO”, que indica que los datos de navegación no se guardarán. Es importante recordar que se debe desactivar esta sesión por medio del botón en la barra de direcciones, de otra forma, el modo incógnito se mantendrá activo.

 

Safari 3

Esta prueba se hizo en Safari 7.0

 

Opera – Nueva ventana privada

Al igual que en Firefox, el menú “Opera” en la parte superior izquierda muestra la opción “Nueva ventana privada”; una ventana emergente permitirá continuar la navegación sin dejar rastro alguno. Para volver al modo normal, sólo se debe cerrar el recuadro de exploración.

Opera 1

Opera 2

También se puede usar el comando rápido Ctrl+Mayus+N para activar esta función.

Esta prueba se hizo en Opera 17.0

 

Es importante señalar que mientras el modo incógnito de los navegadores no almacena contenido alguno, el proveedor de Internet aún puede rastrear la actividad que se lleva a cabo.

Con las ventanas privadas se puede navegar por la red sin preocupaciones de seguridad, así que la próxima vez que quieras sentirte como todo un ninja, no olvides estos simples pasos para asegurarte de que tu información no se almacene.

Desde la Red…
Comentarios