Uno de los sueños y metas más grandes del ser humano es descubrir qué hay más allá de nuestra atmósfera. En los años setenta, la NASA aterrizó en la Luna comenzando una carrera que ha llevado décadas para poder llegar a otras partes de nuestro sistema solar.

Space X, compañía dirigida por Elon Musk, la cual asegura que pondrá humanos sobre la superficie de Marte en unos cuantos años, nos ha vuelto a dejar con la quijada en el suelo.

Parece ser que para el fundador de Tesla nada es suficiente, ya que la compañía espacial ha llenado un formato con el cual solicita a la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, el permiso para lanzar 4,425 satélites, los cuales tienen la finalidad de proveer Internet globalmente.

La cantidad de satélites que quiere lanzar Space X es mayor que la cantidad de satélites que hay actualmente en órbita. Esto sin duda nos da un alcance del tamaño del proyecto.

Algunos de los satélites que orbitan actualmente la Tierra se encuentran hasta los 35 mil kilómetros de distancia. Los nuevos artefactos espaciales que lanzará Space X estarán a una distancia mucho más cercana, 1,275 kilómetros de distancia aproximadamente, y tan solo tendrán una vida promedio de 5 años a 7 años, luego de ese tiempo, se deteriorarán y eventualmente dejarán de funcionar para dar paso a otros, nuevamente.

Estas unidades espaciales tendrán la capacidad de ancho de banda de entre 17 Gbps y 23 Gbps por satélite, llegando a una capacidad en conjunto de 32 Tbps (en su primera etapa en la que se estarán lanzando 1600 satélites), lo cual dará una conexión de aproximadamente 1 Gbps por usuario, algo así como 125MB por segundo. Nada mal.

Una de las cosas que más llama la atención es la latencia con la cual trabajarán, tan solo 35ms. Tomando en cuenta la distancia a la que estarán y la cantidad de personas que estarán conectadas, es una cifra bastante reducida.

Space X señala que de acuerdo a la Comisión de Desarrollo Sostenible de Ancho de Banda de la UNESCO, 57% de la población mundial no cuenta con un enlace de Internet, ya sea porque no hay la infraestructura adecuada o porque el servicio es muy caro.

Elon Musk no está solo en esta travesía espacial. Google y Fidelity (una firma de inversión estadounidense), han invertido en este proyecto la cantidad de mil millones de dólares en la compañía de Musk.

Space X no ha dado datos de si el servicio será gratuito o tendrá algún costo, pero estamos seguros que si llega a ser realidad cambiará la manera en la que nos comunicamos. Habrá un mundo totalmente interconectado a través del espacio.

Referencia: Business Insider, Engadget

Enlaces Patrocinados
Comentarios