Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Harvard desarrolla dispositivo de diagnóstico clínico y ambiental a distancia

Investigadores de la Universidad de Harvard han creado un dispositivo de bajo costo capaz de realizar análisis médicos y ambientales a distancia, con la cualidad de que puede transferir los datos mediante cualquier teléfono celular. Su objetivo es el de proporcionar atención sanitaria a pacientes en algunos de los países más pobres del mundo.

El dispositivo se llama Umed y tiene un costo de apenas 25 dólares, su funcionamiento es similar, según sus creadores, al de un sensor químico comercial. Seleccionamos el tipo de prueba que vamos a realizar, metemos la placa con la muestra y a través de un cable jack podemos enviar los resultados a través de una llamada de teléfono.

Es capaz de detectar metales tóxicos en el agua potable (plomo, cadmio y zinc), para medir la glucosa en sangre y los niveles de electrolitos de un paciente, e incluso para cuantificar y diagnosticar la malaria. También podría ser utilizado en el futuro para la detección de otras enfermedades, tales como el Ébola, el VIH, E. Coli, la hepatitis, la gripe, virus del Nilo Occidental o fiebre Dengue.

1-newdevicedia

Para transferir la información no hace falta tener cobertura 3G ni conexión WiFi por lo cual su utilización es más polivalente y sus gastos más reducidos. Es un dispositivo dirigido a zonas especialmente pobres con recepción muy mala, precisamente las zonas que suelen sufrir más en estos casos cuando no hay médicos cerca.

“El objetivo es claro, poder hacer análisis y enviar los resultados en tiempo real para que otra persona trabaje con esa información al momento. Todo ello con una herramienta que es económica de producir y con una batería que dura un mes por lo que no tenemos que estar preocupándonos de cargarla constantemente”, refieren sus desarrolladores.

De momento solo se trata de un prototipo aunque en Harvard son optimistas y creen que de aquí a un año se popularizará lo suficiente como para empezar su producción en masa y llegar a cualquier parte del mundo donde se necesite.

Referencia: Nature

Desde la Red…
Comentarios