Más de 15 mil científicos alrededor de todo el planeta han lanzado una alerta global que implica cambiar de hábitos a los seres humanos si pretendemos seguir viviendo en la Tierra. Esta advertencia llega 25 años después de la que se lanzó una arenga similar, aunque la anterior solamente contaba con unos 1500 científicos que la apoyaban. La nueva advertencia, que ha ganado cierta popularidad en Twitter con el tag #ScientistsWarningToHumanity ya ha obtenido unas 15 mil firmas.

William Ripple, de la Universidad Estatal de Oregon, ha iniciado una campaña ahora que se cumplen 25 años de esta primera advertencia para cuidar la Tierra. Junto con su estudiante graduado, Christopher Wolf, decidió revisar las preocupaciones de hace 25 años y recolectar además datos de diferentes variables para poder ubicar las tendencias del pasado.

Ripple halló que:

  • Hay un decremento en la disponibilidad de agua fresca
  • No sustentabilidad en los productos rcolectados por los pescadores
  • Zonas muertas en los océanos
  • Pérdida de bosques
  • Caída de la biodiversidad
  • Cambio climático
  • Crecimiento de la población

y solamente un punto favorable: declinación rápida del problema en la capa de ozono.

“Las tendencias son alarmantes y hablan por sí mismas”, dice Ripple, aunque nota que hay mejoras en el agujero de ozono que ilustran que la humanidad puede cambiar si se lo propone. La publicación BioScience aceptó su manuscrito para publicación y decidió el autor buscar firmas para apoyar sus dichos. “Nunca había intentado nada semejante por lo que en julio mandé el artículo a unos 40 colegas y al día siguiente, 600 científicos ya lo habían firmado”, indica Ripple.

Stephen Hawking propone solución para evitar el fin de la humanidad

La meta del artículo es enfatizar de manera pública el status frágil en el que se encuentra el planeta. “Los científicos alrededor del mundo están muy preocupados sobre el estado del mundo, la situación del medio ambiente y el cambio climático”, por lo que que esta iniciativa permite “hacerse de una voz colectiva”.

Los datos son apabullantes: “Desde 1992 las emisiones de carbono se han incrementado un 62%”, dice Ripple, “y el cambio global de la temperatura ha ido en paralelo con esto (lo cual habla de la relación entre ambos eventos). Tenemos además dos mil millones más personas en la Tierra, lo cual es un incremento del 35%”, indica. No obstante esto, nota que hay una rápida declinación en la fertilidad de la raza humana, pero que esto no se reflejará de inmediato en la problemática que vivimos.

Una de laS grandes preocupaciones es de hecho el crecimiento de la población, pero no en término de números, sino de nuestra huella ecológica que ha incrementado el consumismo a situaciones que ya tocan el medio ambiente.

Eileen Crist, profesora en Virginia Tech dice: “Estamos al borde de un evento de extinción masiva que es antropomórfico y no es algo que podamos arreglar. Si perdemos entre el 50 y 75% de las especies del planeta en este siglo, entonces no podremos salvar a la humanidad, no habrá manera de arreglar lo que hemos descompuesto”.

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios