Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La piedra filosofal es una sustancia alquímica legendaria. Según se pensaba, ésta era capaz de convertir metales como el plomo en oro, pero por lo que es aún más conocida, es porque se cree que podría otorgarle inmortalidad a su portador.

Hemos visto esta piedra filosofal en películas como Harry Potter o en animes como Full Metal Alchemist, pero lo que se consideraba una leyenda alquimista, podría estar cambiando, tras un descubrimiento de Isaac Newton.

La alquimia es una práctica protocientífica y disciplina filosófica que combinaba elementos de ciencias como la física, la química, el misticismo, el arte, entre otros. A pesar de estar casi extinta, los alquimistas dejaron su huella en la historia. Se les suele recordar como personas que mezclaban a la ciencia con la espiritualidad y que dedicaban su tiempo en intentar transmutar la materia.

Ellos pensaban que toda materia provenía de una misma sustancia, que los diferentes metales eran estados de uno mismo en un intento de alcanzar la perfección. Es decir, el plomo, después de un largo periodo se convertiría en oro naturalmente, pero que ellos podrían lograr esta transmutación a través de una sustancia casi mágica: la piedra filosofal.

La piedra filosofal no solo supondría la habilidad de transmutar metales, sino que algunos pensaban que le otorgaría la vida eterna al alquimista, como puede ser observado en la ficción. Hoy en día, conocemos que las suposiciones alquimistas en su mayoría eran anticientíficas.

Hasta donde sabemos, jamás se pudo crear una piedra filosofal o algo parecido. Los alquimistas fueron poco a poco desapareciendo y fueron reemplazados por otros científicos como fue el caso de Isaac Newton, quien se cree dedicó gran parte de su vida al estudio de la alquimia.

Hace poco, encontraron un manuscrito de este famoso científico, en el que copiaba parte del supuesto proceso de creación de la piedra filosofal. En él se encuentran los pasos de la creación de mercurio sófico, una sustancia fundamental según los alquimistas para la elaboración de dicha sustancia.

Estos manuscritos nos dan una clara visión de su interés en la alquimia. Es un poco paradójico pensar que hoy en día, el considerado padre de la física moderna también fuese parte de lo que se considera actualmente como pseudociencia. Se cree que gran parte del interés de Newton con la alquimia se debía a un intento de explicar la composición de la materia.

De acuerdo con las creencias alquimistas, el que obtuviera la piedra filosofal amplificaría su conocimiento. Pero entonces ¿qué podemos decir de la alquimia hoy en día? El concepto de transmutar elementos no es del todo imposible. En el siglo XX, varios científicos lograron transformar átomos de plomo en oro mediante reacciones nucleares.

Estos átomos de oro resultaron ser muy inestables; sólo resistían unos segundos para luego desintegrarse, pero sin duda se trataba de un gran avance. Actualmente, los científicos consideran que la mayoría de prácticas alquimistas son inútiles, porque se basaban en elementos naturales. La falta de conocimiento los llevaba a tener una comprensión muy alejada de la realidad.

El mayor problema de la alquimia radica en la necesidad de explicar lo natural con elementos místicos o sobrenaturales. Aunque utilizaban en gran parte elementos físicos o químicos, al combinarlos con creencias supersticiosas sus resultados no eran concluyentes. No fue hasta que la ciencia fue alejándose de este tipo de cosas que pudimos ver resultados concretos.

El método científico es de vital importancia en nuestra época, pues esta herramienta nos permite filtrar nuestras propias creencias y tener una visión más objetiva en nuestros experimentos. Si sometemos la mayoría de creencias alquimistas al rigor científico moderno, la mayoría de ellas no pasarían la prueba y serían rápidamente descartadas. Pero debemos estar conscientes que estas personas fueron pieza fundamental en el desarrollo de la ciencia como la conocemos actualmente.

Hoy en día, son muy pocas personas las que creen que exista dicha piedra filosofal. Nos inclinamos a pensar que si en algún momento se logra transmutar elementos será a través de otros métodos como la tecnología. También es importante resaltar que el hecho de encontrar a varios científicos hablando sobre esta piedra filosofal, no significa que esto valide su existencia de alguna manera, pues debemos observar el contexto histórico en el que ocurrió.

Claramente en nuestra época, la alquimia es considerada una pseudociencia, pero en la época de Isaac Newton, ésta era muy respetada. Esto lo llevó a estudiarla, pero quizás si el científico hubiera estado vivo en la actualidad, no hubiese dedicado tanto tiempo a ella.

En la ciencia moderna, existen personas con todo tipo de creencias filosóficas o religiosas que han hecho grandes aportes a su campo, pero no debemos confundir sus descubrimientos con otras creencias sin evidencia. Cada afirmación debe ser confirmada de manera individual.

Así como otros científicos pusieron a prueba las teorías de la gravedad de Isaac Newton para así validarlas, de la misma manera tendríamos que poner a prueba todas sus afirmaciones, como la creación de una piedra filosofal.

Referencias: Alquimistas, BBC, BitNavegante

Desde la Red…
Comentarios