Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Solar Impulse es un proyecto que se pensó desde 2003 por Bertrand Piccard y André Borschberg en la École Polytechnique Fédérale de Lausanne en Suiza para crear una aeronave capaz de volar con únicamente la energía solar acumulada durante el día por sus 11,628 celdas. Aquí tenemos un recuento de sus aventuras, las cuales hemos cubierto en numerosas ocasiones, en unocero.com.

El avión, con el nombre HB-SIA, es para un solo pasajero, capaz de despegar con el poder que tiene almacenado y pensado para mantenerse en vuelo por hasta 36 horas. La primera vez que Solar Impulse voló, lo hizo dentro de un ciclo solar diurno, incluyendo cerca de 9 horas de vuelo nocturno en un plazo de 26 horas totales del 7 al 8 de julio de 2010.

Este proyecto ha recibido el patrocinio de varias empresas como Deutsche Bank, Omega (que desarrolló un instrumento para calibrar el ángulo de la nave) y Solvay, además de que ha crecido en su equipo hasta alcanzar el número de 50 especialistas de seis países diferentes, asistidos por 100 consejeros externos.

El proceso de Solar Impulse puede ser resumido de la siguiente manera:

  • 2003: Estudio del proyecto en el École Polytechnique Fédérale de Lausanne.
  • 2004-2005: Desarrollo del concepto.
  • 2006: Simulación de vuelos de larga distancia.
  • 2006- 2009: Primer prototipo HIB-SIA.
  • 2009: Primer vuelo del prototipo.
  • 2009-2011: Vuelos de prueba con piloto a bordo.

El Solar Impulse es de 63 metros de extensión, lo que es equivalente a lo largo de un Airbus A340; el material de fibra de carbono ligero utilizado en todo el plano significa que no pesa más que un automóvil normal.

El avión tiene una cabina delgada que se ajusta a un solo piloto. Sus enormes alas están completamente cubiertas con celdas que captan la energía solar; éstas son similares a las utilizadas en algunos hogares como medio alterno de suministro eléctrico.

Durante esta semana, Solar Impulse visitó el Salón Aeronáutico de París; a pesar de haber tenido algunos problemas para aterrizar, el ecológico coloso pudo llegar a su cita para ser exhibido antes los visitantes. Según el sitio de Solar Impulse, el avión ha recibido muchas visitas y captado la atención del público asistente al evento.

El objetivo final de este proyecto es el de dar la vuelta entera al mundo con energía solar, lo que haría de Solar Impulse una aeronave completamente autónoma, confiable y con un récord impresionante.

Fuente: Yahoo! News, Wikipedia, Solar Impulse

 

Desde la Red…
Comentarios