Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Linux-chino00

El país más poblado del planeta, China, está haciendo progresos con su propio sistema operativo, cuyo fin es reemplazar a Windows, Android e iOS. Después de que Microsoft decidiera ya no dar soporte a XP, que aviso con años de antelación, cabe decir), la idea de que China haga su propio sistema operativo parece haber tenido una mejor acojida. Por el momento no se sabe mucho de este sistema, pero se supone que saldrá en octubre próximo.

Hay muchas razones para escribir un sistema operativo, pero una muy importante parece ser ahora la seguridad. Después de todas las revelaciones de la NSA sobre espionaje, China no es el único país que está considerando seriamente este tema en su base de software. Por ejemplo, China prohibió el uso de Windows 8 por el temor de que éste contenga puertas traseras por donde se pueda colar la información.

Sin embargo, hay también razones comerciales. La mayoría de los dispositivos móviles en China usan Android e incluso considerando que el sistema operativo es gratuito y de código abierto, todos sabemos que es muy tipo Google, por decirlo de alguna manera. Un sistema operativo controlado por los propios chinos parece tener sentido y es quizás sorprendente saber que llevan ya trabajando fuertemente en esto. Red Flag en el año 2000 fue un intento mientras que COS (China Operating System) se lanzó para destronar a Android.

Ahora bien, regresando al sistema operativo que están creando los chinos, en la Academia de Ingeniería de China, se sabe que está basado en Linux, pero con código cerrado y cuyos nichos son las máquinas de escritorio y los dispositivos móviles. Gaungnan Ni, el cofundador de Lenovo, hizo el anuncio sobre la versión de máquinas de escritorio, la cual estará lista para usarse en octubre próximo.

Sin embargo, todos sabemos que el mejor sistema operativo sin software, sin apps, es poco menos que inútil. Si el nuevo sistema de los chinos es algo parecido a Linux, lo que tenemos es una batalla entre Windows y Linux pero en chino. Si no es compatible con Linux, la gran pregunta es ¿de dónde saldrán las aplicaciones para usarlo, para sacarle provecho?

Uno podría pensar que Microsoft podría estar preocupado por esta iniciativa china, pero claramente al gigante de las ventanas no le afecta mucho la idea pues la mayoría de las copias de Windows en ese país son piratas. Así pues, esto no parece ser grave para Microsoft. Lo que sí parece estar contando es que el gobierno chino está respaldando esta idea del sistema operativo porque no quieren que agentes externos metan sus narices donde no deben.

Referencias:

i-programmer 

Desde la Red…
Comentarios