twitterEn si, uno sigue teniendo seguidores y uno sigue, valga la redundancia, siguiendo al mismo número de individuos que el día de ayer a pesar de que ese pequeño contador en twitter esté en ceros. El problema radica en un ‘bug’ que Twitter encontró, el cual propiciaba que un usuario forzara a otro a seguirlo.

Twitter trabaja en el asunto y probablemente para cuando terminen de leer esto, todo vuelva a la normalidad.

Fuente: TechCrunch

Enlaces Patrocinados
Comentarios