Recientemente, un hombre cuyo nombre no ha sido revelado, fue sentenciado a dos años de prisión en Francia por visitar en varias ocasiones sitios web a favor de ISIS. Sin embargo, no hay indicio alguno de que esté intentando planear un ataque terrorista.

El hombre de 32 años de edad fue condenado el martes por un tribunal del departamento de Ardèche bajo una nueva ley contempla penas para todos aquellos que visiten de manera habitual páginas que apoyen al terrorismo, exceptuando casos con fines judiciales o periodísticos.

Según medios de comunicación franceses, la policía incursionó en casa del joven y después encontró en su historial de búsquedas todo un despliegue con imágenes pro-ISIS, videos de ejecuciones en su dispositivo móvil, y, como si mostrara una especie de obsesión, su papel tapiz era la bandera que representa al grupo terrorista.

Además, las autoridades mencionaron que la contraseña de su computadora era “13novembrehaha”, una referencia a los ataques que, como muchos recordarán, sucedieron en Francia el año pasado donde 130 personas fallecieron. “El hombre había estado consultando regularmente sitios web yihadistas durante dos años”, afirmó la policía.

En respuesta a la sentencia, el hombre argumentó en la corte que solamente visitaba a los sitios por curiosidad. “No sabía la diferencia entre el verdadero Islam y el Islam falso. Ahora lo entiendo y la visión del Islam no es la correcta”, aseguró el acusado, pero no fue una respuesta convincente para el jurado francés.

Por otra parte, su propia familia admitió que el hombre en cuestión había estado experimentando muchos cambios en su personalidad y vestimenta, pues siempre se irritaba cada que tocaban temas de religión, además de que comenzó a lucir una larga barba y a utilizar pantalones harem, lo que quizá no implique tener motivos suficientes para inculpar, pero, lamentablemente, son muchas las variables que coinciden en una inclinación hacia ISIS.

A pesar de todos estos comportamientos extraños y la constante curiosidad por conocer más acerca de ISIS a través de los sitios web, no hay ningún factor que señale un posible ataque terrorista por parte del hombre. No obstante, además de cumplir con los dos años de prisión, tendrá que pagar una multa de 30 mil euros.

Si bien, ISIS utiliza a Internet como fuente principal para reclutar a seguidores, pero las leyes francesas van más allá de lo razonable porque son sumamente invasivas y privativas.

Resulta lógico que los gobiernos occidentales lleven a cabo estrategias para intensificar la lucha contra el terrorismo, pero en ocasiones estas medidas solamente representan una amenaza para las garantías individuales. Porque sí, quizá haya simpatía por el Islam, pero eso no necesariamente implica un apoyo directo.

Referencia: NumeramaThe Verge

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios