Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Los embrollos legales dentro de las compañías siempre han sido algo recurrente; no obstante, hay veces que las compañías pueden llegara a abusar de su posición y del desconocimiento de los usuarios en algunas cláusulas legales de sus contratos.

Bose, la reconocida marca fabricante de productos de audio de alta calidad, ha recibido una demanda por parte de un ciudadano estadounidense alegando que la aplicación utilizada para conectar algunos modelos de los audífonos de la marca espía a los usuarios y toma información sin su consentimiento.

La demanda indica que la app utilizada para conectar los auriculares de la marca toma información de los usuarios y la comparte con terceros, lo cual está prohibido en Illinois, la provincia de Estados Unidos en donde se ha puesto la petición en la corte.

Tesla se enfrenta a demandas por el piloto automático y problemas en sus frenos

El usuario de estos audífonos, llamado Kyle Zak, está demandando que Bose le pague al menos 5 millones de dólares por dicha “afectación”, lo cual se ve complicado ya que en las cláusulas de usuarios de los productos Bose, está claramente especificado que su aplicación recaba datos para ser entregados a terceros.

En la demanda está especificado que la aplicación no solo recolecta los nombres de las canciones que son escuchadas por los usuarios, sino que a su vez también analiza por cuánto tiempo se ha escuchado una canción y qué tipo de canciones son. Adicionalmente, la aplicación asigna un código de usuario para que pueda ser identificado.

Espiar o tratar de robar información está mal en cualquier plano, no obstante, la demanda no parece tener mucho futuro debido a la carencia de fundamentos de parte de Zak con los cuales pueda demostrar que la marca está incurriendo en un acto ilegal.

Referencia: The Register, RegMedia

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios