Ingmar Riedel-Kruse es un investigador de Stanford que junto a su equipo de laboratorio han desarrollado videojuegos como Biotic Pinball, POND PONG, y hasta un juego de fútbol que se llama Cillaball. La finalidad es interesar al público en general en aquellos procesos de la vida diaria que no podemos ver, pero también estimular la vida científica.

Riedel-Kruse, profesor de bio-ingeniería, asegura que estos videojuegos (link a la página de Stanford)  pueden estar pensados como una forma para que la gente aprenda más de biología, pero también fantasea con que puedan ser usados como parte de experimentos. La caracterísitca principal de estos juegos bióticos, es que dejan a los usuarios interactuar con microorganismos reales.

Existen ejercicios como Fold-it o EteRNA, el primero es un juego en el que el usuario puede doblar proteínas, el segundo está pensado para formar estructuras de RNA. Pero estos científicos de Stanford planean llevar las cosas más lejos, en sus juegos se puede interactuar con moléculas reales,  por lo cual dividieron sus juegos en tres tipos: interacción con moléculas, células sencillas y colonias de células sencillas.

El proceso es “casi sencillo”, una cámara pequeña transmite imágenes de paramecios nadando en su contenedor de acuerdo a la polaridad eléctrica en un campo aplicado al fluido desde la computadora del jugador. El tablero de juego está impuesto sobre la imagen de paramecios y un microprocesador rastrea los movimientos y lleva el puntaje.

El equipo de Riedel-Kruse ha creado diversos juegos a partir de otros ya existentes que por su simpleza son ideales para el experimento: cuentan con PAC-mecium, Biotic Pinball, Polymer Race y otro tipo de juegos que implican colonias de células. Riedel-Kruse explica que muchos en el laboratorio han sentido que jugar con células no es ético, pero el asegura que son formas de vida primitiva y que esto podría generar discusiones científicas y nuevos expermientos. Este es un video donde pueden ver la creación de laboratio de estos científicos de Stanford.

Fuente: CNET News

Enlaces Patrocinados
Comentarios