Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Rated

Australia, además de ser un pedazo de occidente perdido en oriente, poseer hormigas que de un piquete matan a uno y de prohibir mujeres con senos pequeños en películas y revistas (para adultos) en pro de  evitar la pornografía infantil; carece de una clasificación R18+ para los videojuegos.

Situación que afecta por igual a jugadores, tiendas y desarrolladores ya que por obvias razones los juegos tienen que ser editados para encajar en la clasificación pero hay otros que al ser modificados pierden en si el chiste (GTA IV y Fallout 3 son ejemplos de juegos que tuvieron que ser modificados). Un videojuego al no obtener la clasificación máxima permitida que es MA15+ es automáticamente clasificado como Resfused Classification y por ende vetado para su venta/renta y exhibición. Y lo peor es que algunos estados, específicamente Australia del Oeste, prohíbe el poseer títulos a los que se les ha rehusado clasificación llevando a multas o cárcel al poseedor.

El Código Nacional de Clasificación de Australia, por el que se rige la Oficina de Clasificación de Cine y Literatura (OFLC por sus siglas en ingles), estipula que los adultos pueden leer y ver lo que ellos quieran, un tanto contradictorio a la realidad.

En noviembre de 2008 se hizo publica la discusión sobre la clasificación R18+ para los videojuegos, y en diciembre del año pasado  se empezó a llevar acabo una consulta que se cerrará el 28 de este mes.

Por los pronto tiendas como Game traders y Game, mencionaron a Gamespot, que de aceptarse la nueva clasificación, están dispuestos a crear una sección por separado para los juegos clasificados para adultos.  Y de ser necesario, implementarían la modalidad en que las películas R18+ son vendidas en el estado de Australia del Sur, en empaques genéricos.

La única forma por el momento de adquirir los juegos sin edición o vetados, es comprarlos vía Internet en otros países o descargarlos ilegalmente.

Desde la Red…
Comentarios