Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El 15 de septiembre en la noche, en la ceremonia del grito, vimos como el Presidente de la República daba el grito -como cada año- pero con una particularidad: su rostro estaba iluminado de una luz verde, de un rayo láser que alguien en la muchedumbre apuntaba al rostro del funcionario. La imagen a más de uno le ha parecido simpática, pero aparentemente para los norteamericanos esto ha dejado de ser una puntada o una broma.

Desde el 2005 en Estados Unidos han reportado que al despegar y aterrizar, muchos pilotos comerciales han notado luces láser que son lanzadas a las cabinas de dichas aeronaves. Los ataques reportados fueron 283. Este año se espera que se llegue a un número récord de 3700 ataques.

En el blog oficial del FBI, el organismo cita al Marshall George Johnson diciendo que los ataques láser han llegado a un “nivel epidémico”. Las cosas se han puesto ya críticas por lo que el FBI ha creado un grupo especial para lidiar con el problema, llamado “Laser Strike Working Group National Initiative”. Por su parte, el Capitán Robert Hamilton, de la Asocación de Pilotos de Aviación, ha descrito el efecto de tener un láser en su rostro dentro de la cabina: ” Hay una ceguera temporal. Siento que me queman los ojos. Causa desorientación y distrae”. Es claro que esto podría ser peligroso en el terreno de al aviación comercial.

En el 2011, una Corte en Boston sentenció a un hombre de 52 años con tres años de cárcel por hacer brillar un rayo láser hacia aviones y helicópteros en el área. El siguiente video del FBI muestra cómo buscan y cazan literalmente a estos graciosos personajes que lanzan rayos láser por diversión a las aeronaves.

Aquellos que son capturados enfrentan en Estados Unidos cinco años de cárcel y hasta 11,000 dólares de multa por su gracejada.

Referencias:

Arstechnica

Desde la Red…
Comentarios