Wikileaks se convirtió para muchos en un sitio emblemático. La publicación de cables e información gubernamental ha mostrado que hay muchos tejes y manejes opacos, de poca transparencia en el mejor de los casos, entre los gobiernos. Y aquí no parece salvarse nadie. Pasa lo mismo en los Estados Unidos que en México o en Suecia. Digamos que de alguna manera Wikileaks representa una vitrina que muestra la podredumbre de los políticos a todos los niveles. Esta semana, su fundador ha perdido la apelación a una orden de extradición a Suecia por cargos de acoso sexual.

Debido a esto, Julian Assange, fundador de Wikileaks, fue inmediatamente denostado por las autoridades de muchos países y evidentemente las reacciones no se hicieron esperar. Por una parte el dinero que hacía Wikileaks para mantenerse empezó a escasear. Los grandes corporativos decidieron vetarlo y por ende, empezaron las dificultades del sitio y de Assange. Pero eso no fue todo, ya le hallaron de qué acusar a Assange, y en este caso es de abuso sexual.

Para muchos esto es un montaje contra Assange. Sin embargo, los cargos penales existen y tiene que enfrentarlos. En esta historia por demás cargada de dramtismo, Julian Assange acaba de perder su apelación para evitar se extraditado a Suecia, para responder a los crímenes sexuales de los que se le acusa. Sin embargo, el acusado ahora dice que apelara a la Corte Suprema en Gran Bretaña, para que se revise este asunto.

No obstante estas declaraciones, los jueces de la Suprema Corte de Gran Bretaña, John Thomas y Duncan Ousely, rechazaron los dichos de Assange, en donde decía el acusado que sería estar fuera de la ley el enviarlo a Escandinavia para que fuese cuestionado por las acusaciones de una supuesta violación de una mujer y el molestar sexualmente a otra en Stockholm, el año pasado. Assange, de 40 años, ha rechazado haberse comportado mal e insiste que el caso es motivado políticamente por aquellos que se oponen al trabajo que ha hecho con Wikileaks: “Consideramos qué hacer en los siguientes días“, ha dicho Assange fuera de la Corte. No se le veía enojado o visiblemente molesto, a pesar de la decisión de la ley.

El abogado Mark Summers confirmó que no estaba aún claro cuando su cliente buscaría apelar a la Suprema Corte de Gran Bretaña. Su equipo legal tiene 14 días para decidir si van a la Suprema Corte y una vez ahí, tratar de persuadir a los jueces de que hay un pnto en la ley para justificar su apelación en la más alta corte de ese país. Esto significa en realidad que Assange podría pasar en Inglaterra por muchas semanas más y podría extender potencialmente su defensa contra la extradición hasta el siguiente año. En una audiencia los jueces confirmaron que Assange se mantendrá en arresto virtual en alguna parte del sur de Inglaterra.

Para los expertos en leyes, Assange tiene las probabilidades en su contra e incluso, Julian Knowles, un abogado que no tiene nada que ver con el caso, indicó que él cree que Assange estará en Suecia antes de que termine el año. El acusado teme sobre el impacto que puede tener su organización, Wikileaks, si se le envía a Suecia, temiendo que tenga que responder a las acusaciones desde la cárcel.

Muchos creen que podría afectar el funcionamiento de Wikileaks. Por otra parte, no se sabe si Assange puede enfrentar los gastos de su proceso penal. En una disputa reciente sobre su autobiografía, un borrador que se publicó sin su permiso, el fundador de Wikileaks reveló que tuvo que terminar con sus abogados por falta de fondos e incluso, que no tiene suficiente dinero para demandar a quienes publicaron su autobiografía sin su permiso. Assange indica que no está usando fondos de Wikileaks para defenderse legalmente.

En la audiencia los jueces rechazaron los argumentos del equipo de abogados de Assange. Dijeron que Suecia tiene el derecho de ir tras Assange, quien ha rechazado los cargos sobre su comportamiento sexual inadecuado y que además, han descrito inadecuadamente. De acuerdo con los jueces, “es muy evidente que este no es un caso de una ofensa trivial, sino una ofensa sexual muy seria“, escribieron los jueces en la minuta de la Corte, manteniendo la decisión original de la Corte de febrero, en donde se indica que Assange debe ser extraditado.

Assange se defiende diciento que los encuentros sexuales a los que se alude, fueron consensuados y su abogado, Ben Emmerson, ya ha dicho previamente que los cargos que se le hacen no serían considerados crímenes en Inglaterra. Sin embargo, los jueces involucrados en la apelación  dijeron que las inconsistencias aparentes en los cargos y alegatos en su contra, no deberían afectar su apelación para enfrentar el cuestionamiento de las autoridades suecas. Por ejemplo, se dice que una mujer -que dice haber tenido sexo sin protección con Assange- contra su propia voluntad, ocurrió cuando ella estaba dormida y más tade dijo que podría haber estado parcialmente despierta (yo francamente no entiendo cómo se puede estar parcialmente despierto, pero en fin).

Con Assange a un paso de la extradición, se abre la pregunta su su sitio podrá sobrevivir. Las finanzas de Wikileaks están bajo una intensa presión. Assange mismo ha indicado que los ingresos de Wikileaks son tan escasos que bien podría dejar de publicar la información  o cerrar en cosa de dos meses si es que no mejora el aspecto financiero del sitio.

Por si esto fuera poco, Assange enfrenta posibles acciones legales en los Estados Unidos, en donde los fiscales están sopesando las posibilidades de cargos criminales contra él debido a la posible ilegalidad al hacer pública información clasificada.

Fuente: Yahoo News

Para saber más:

Assange y la extradición
¿Quién es Julian Assange?
Assange posiblemente extraditado
Assange pierde apelación

Enlaces Patrocinados
Comentarios