Por alguna razón, la enfermedad de Alzheimer está empezando a tener un incremento significativo, al menos en los Estados Unidos, donde se hacen estadísticas de todo. Alrededor de unos 5.4 millones de norteamericanos viven con esta enfermedad, y se han extrapolado los datos, que nos indican que unos 16 millones de norteamericanos podrían tener esta enfermedad al llegar el año 2050, de acuerdo a la Asociación Alzheimer. Para paliar este efecto, una empresa llamada GTX Corp, dedicada a los servicios de localización de personas, ha hecho una alianza con el fabricante Aetrex para producir un  zapato con GPS, que permita monitorear la posición en la Tierra de quienes lo portan.

GTX empezó fabricando zapatos para niños con chips GPS miniaturizados y con dispositivos celulares integrados de manera que los padres pudiesen ver dónde estaban sus hijos vía su portal en línea. Debido al éxito, empezó a fabricar zapatos tennis para corredores de largas distancias. Así, se dieron cuenta que esta tecnología podría ser útil para aquellos que sufren demencia senil, por lo que se unió a Aetrex en esta empresa para poner la tecnología GPS en zapatos comfortables para las personas mayores.

Ya hay en el mercado dispositivos GPS como relojes y brazaletes, diseñados para llevar cuenta de dónde están nuestros parientes, jóvenes y ancianos, e incluso, los que no son humanos, como las mascotas. Los zapatos sin embargo, se adecuan a esta tecnología aparentemente mucho mejor y no hay que acordarse de ponerse el brazalete o el reloj. Simplemente hay que usar los zapatos.

El sistema GTX usa un GPS de dos vías, de baja potencia, para saber dónde está quien porta el dispositivo a todo momento. Puede además llevar cuenta de la historia de los movimientos de la persona y monitorea toda esta información a través de una red móvil. El usuario puede entonces conectarse a un portal de internet seguro o a través de una app del teléfono y ver dónde es que anda. Este sistema permite a los cuidadores y familiares de personas mayores si hay algún evento extraño, de acuerdo por ejemplo, a que el GPS muestra una posición fuera de un rango de acción predeterminado, y así emitir una alarma para tomar las provisiones del caso.

La tecnología GPS está protegida dentro de una cavidad hecha de policarbonato en la parte media del zapato. Con un uso cotidiano, dice GTX, los zapatos pueden durar unos 3 años. Actualmente el dispositivo ya cuenta en los Estados Unidos con los permisos de la FCC y empezará a venderse el mes que viene en unos 299 dólares.

Fuente GizMag

Enlaces Patrocinados
Comentarios