Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

smartbook_concept_1Las “smartbooks” aspiran a poner el teléfono inteligente en la computadora portátil. ¿Serán capaces de  elevar la experiencia del iPhone o el Droid a un dispositivo más grande o solamente es un enfoque del “marketing? Dos compañías esperan que las smartbooks se conviertan en algo más que dispositivos que se olviden rápidamente. Qualcomm y Freescale, empresas de productos de hardware, están empujando la idea a las grandes empresas que hacen computadoras para hacer smartbooks

La primera evidencia tangible de las smartbooks vendrá en el Consumers Electronics Show en enero, en donde Lenovo, entre otros, se espera que muestre sus diseños en el rubro de smartbooks. Una pregunta que surge en todo esto es ¿por qué llamarlas smartbooks? ¿no basta con Netbook? De alguna manera, que ambas palabras acaben en “book” da pie a al confusión, sin embargo, a cierto nivel la elección de la nomenclatura quiere contraatacar el término netbook de Intel-Microsoft. Por otra parte, otra Netbook entre una docena de estas quizás no llame demasiado la atención. Sin embargo, a un nivel más profundo, las dos compañías están intentando hacer que la smartbook sea sustancialmente diferente a una netbook. Qualcomm ve en esencia, un teléfono más grande, el cual deja en la obsolescencia la experiencia de Windows en una computadora de escritorio. “Una netbook, en nuestra opinión, es solamente una laptop barata que corre Windows. Nosostros estamos viendo que la smartbook canibalizará a una netbook. Esto es en realidad un dispositivo 3G que siempre está encendido, con datos que llegan contínuamente al aparato, con una batería que dure todo el día. En otras palabras, una experiencia típica como la del teléfono inteligente“, dijo Luis Pineda, vicepresidente senior de marketing y producto en Qualcomm CDMA.

Por su parte, el CEO de Qualcomm, Paul Jacobs, mostró una smartbook Lenovo al principio de este mes diciendo que esto era “el objeto con el que me gustaría hacer ‘wow’ contigo“. El diseño de Lenovo es más delgado que el de una netbook y de hecho, es tan delgado como el teléfono móvil inteligente típico y será vendido por AT&T y no un distribuidor de PCs como Best Buy, por ejemplo. El dispositivo de Lenovo usa un chip Snapdragon el cual es el primer procesador para teléfonos inteligentes, de Qualcomm, que corre a 1 GHz. No se sabe sin embargo si usará Android (Google), u otra versión de Linux. Tampoco se ha dicho nada del precio, aunque las smartbooks se esperan sean poco costosas en planes de contrato de dos años.

Así que ¿el DNA del smartphone podrá ser la noticia fresca que se busca? Hay muchos escépticos: “Tienes que retroceder y preguntarse ¿a quién le importa?“dice Jeff Orr, analista senior de ABI Research. Orr indica que el reto básico es el tiempo de vida de la batería. Esto haría probablemente la diferencia entre smartbooks, netbooks y pequeñas laptops. Freescale, por su parte, no está de acuerdo. En el evento CES del próximo enero la compañía mostrará un diseño que es diferente totalmente al clásico mostrado en una netbook. “Creemos que las smartbooks deben verse diferentes a las netbooks“, dice Glen Burchers, director del segmento de marketing de Freescale y agregó: “una cosa es lo que hemos aprendido y otra esperar con expectativa que la primera impresión sea la experiencia estilo Windows“.

En Japón, Sharp está vendiendo la NetWalker smartbook, la cual tienen una pantalla de 5 pulgadas y usa un procesador ARM. “Cuando ves la máquina de Sharp, se ve más como un gadget que como una PC y además no esperas que sea un dispositivo que use Windows”, dijo Burchers.

Para muchos, sin embargo, la primera generación de smartbooks -admite Burchers- se verán como las netbooks, pero Freescale está ya viendo hacia la segunda generación de estos dispositivos para separarlos definitivamente de las laptops tradicionales. “Los datos que los usuarios finales obtendrán no caben en lo que se hace en una laptop. Esto es para una generación de gente mucho más joven en donde el 80% será acceso a Internet y casi todo el entretenimiento se basará en el acceso a la red“, indicó Burchers.

Fuente: CNet

Desde la Red…
Comentarios