A menos de un año de haber logrado la sorprendente hazaña de imprimir 10 casas en menos de 24 horas en Shanghai, China, la empresa Winsun está de regreso para dejarnos con la boca abierta al mostrar sus 2 nuevas creaciones en 3D, un edificio y una mansión.

Resulta que la empresa de origen chino Winsun ha logrado superarse a sí misma al levantar dos construcciones enfocadas a ámbitos muy diferentes, aunque ambas igual de sorprendentes.

La primera es un edifico de 5 pisos que, con excepción de la cimentación que se construye de manera independiente y tradicional, toda la estructura está impresa en 3D en una planta de la compañía, únicamente para ser ensamblada por secciones en el lugar deseado, algo así como un Lego gigante pero más complejo.

Lo interesante es que se permitieron crearle una fachada en algunas caras del edificio con el fin de demostrar que con un poco de yeso y pintura los usuarios jamás notarían la diferencia con una construcción tradicional.

La segunda construcción consiste en una mansión de 1,100 m2 la cual, además de ser impresa en su totalidad, cuenta con diversos acabados, tanto en su interior como en las fachadas, lo que la transformaba en una construcción totalmente de lujo a pesar de su bajo costo.

Esto se debe a las dos herramientas clave con las que cuenta la empresa, la impresora y “la tinta,” es decir, la mezcla formada de desechos de construcción, fibra de vidrio y cemento. Estos elementos, al trabajar juntos, son capaces de crear muros muy resistentes y livianos que además son perfectos aislantes tanto de temperatura como de ruido, pueden ser ensamblados de diversas maneras guiándose a través de los cimientos, además, las instalaciones eléctricas y de drenaje se pueden colocar de una manera mas sencilla y eficiente.

Según explica el presidente de la compañía y creador de la impresora, Ma Yihe, este método permite mejorar la construcción en todos los aspectos ya que ahorra entre 30 y 60 por ciento de residuos de la construcción, disminuye los tiempos de producción entre 50 y 70 por ciento y los costes laborales entre 50 y 80 por ciento; sin mencionar que al ser productos reciclados y ya ensamblados los efectos invernadero, así como la contaminación auditiva, también se ven reducidos drásticamente. Una mansión de ese tamaño tendría un costo de 161,000 dólares (aprox 2,300,000 MXN).

Por lo pronto, la empresa se encuentra desarrollando esta tecnologia para utilizarla en construcciones de mayor escala como puentes y rascacielos.

 

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios