El NES Mini finalmente estará disponible en tiendas a partir del próximo 11 de noviembre. Sin duda la idea de Nintendo es buena para con esta consola preservar la experiencia de jugar los juegos clásicos con el mismo control de aquella época.

Sin embargo, no contará con opciones para ampliar la librería de títulos, aunque con éxitos de la vieja escuela como Super Mario Bros. 3, Metroid y Final Fantasy, estarás mucho tiempo revisitando y dominando de nuevo estos juegos.

Por supuesto, muchos de esos juegos también están disponibles en forma de ports para la Consola Virtual de Wii y Wii U, pero es probable que acabes pagando más de 60 dólares (o los 2,000 pesos que costará en México) por todos ellos. Muchos jugadores ya han dominado estos títulos de esta manera, por lo que en realidad el NES Mini no es para ellos.

Quizá la razón más emocionante para comprar un NES Mini, incluso si eres un maestro de la Consola Virtual, es la oportunidad de convertir las gráficas por medio del modo CRT incluido (con scanlines y toda la cosa) así como las opciones 4:3 para mantener la relación de aspecto y Pixel Perfect para ajustar los juegos a la alta definición, gracias a que la consola se conecta por medio de un cable HDMI.

Lamentablemente, la tendencia de Nintendo de producir su mercancía a baja escala podría ser un problema para conseguir un NES Mini, siendo probable que sea hasta 2017 cuando sea fácil de conseguir en tiendas especializadas.

Además, Nintendo y la mayoría de las tiendas más famosas, incluida Amazon, decidieron no tomar preórdenes para el NES Mini, como una manera de permitir que las personas puedan comprar la consola el día de lanzamiento y que los revendedores no las consigan antes de tiempo, aunque será interesante ver el comportamiento del mercado.

Por otro lado, cada juego tendrá la opción de guardar hasta cuatro estados, incluso si el título no contaba originalmente con una función de guardado. Sin embargo, para hacerlo es necesario presionar el botón de Reset, ya que el control no cuenta con un botón para desplegar el menú.

De hecho, aquellos que jugaron el primer título de The Legend of Zelda recordarán hacer algo similar con el fin de asegurarse de que sus partidas estuvieran bien guardadas y no corruptas después de una larga sesión de juego.

Una gran desventaja del NES Mini que ha estado en boca de todos aquellos que ya lo han probado, es la extensión del cable del control, la cual es increíblemente corta, lo que significa que deberás jugar muy cerca de tu televisión o bien, conseguir una extensión del cable HDMI para alejarte un poco más. Queremos creer que Nintendo lo diseñó de esta manera para que fuera más fácil llegar al botón de Reset para crear un nuevo estado de guardado.

Con 30 juegos de dónde escoger, la mayoría proviniendo del propio Nintendo, quizá exista una función que sea especialmente útil para ti, ya que el menú te deja filtrar los títulos por género, por lo que si tienes ganas de jugar algo de acción no tendrás que desplazarte por juegos como Final Fantasy y Dr. Mario.

Al final, consideramos que el NES Mini es para aquellas personas que deseen revivir su infancia a un precio asequible o bien, para los que no tuvieron la oportunidad de jugar la consola original hace 30 años y que quieren adentrarse a ese mundo fantástico de 8 bits sin tener que comprar el hardware original, el cual cada vez es más costoso con el paso de los años.

Enlaces Patrocinados
Comentarios