Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace un par de años me regalaron una tablet HP Slate 7 Beats, la cual viene con Android 4.1 (Jelly Bean). Tiene un procesador ARM A9 dual-core a 1.6 Ghz. Mide 19.7 cms x 121.6 cms y 1.07 cms de espesor y pesa apenas 370 gramos. Dice la página de especificaciones técnicas que la batería dura 5 horas, pero mi experiencia indica que efectivas, solamente dura unas 2.5 horas. Tiene Wi-Fi, Bluetooth y 16 GB de RAM. Se le puede poner una tarjeta de memoria MicroSD de hasta 32 GB, usa Micro USB y tiene, desde luego, acelerómetro y pantalla táctil.

En estos dos años la he usado básicamente como dispositivo de lectura pero también he bajado algunas apps que uso con frecuencia. Un día la tablet empezó a reiniciarse en medio de una sesión de Facebook. Asumí que me estaba acabando el espacio en memoria y entonces quité algunos archivos que ocupaban mucho espacio. El problema se resolvió aparentemente pero de nuevo, seguí poniendo archivos en la tablet y el problema de arrancar sin previo aviso reapareció eventualmente.

Entonces recordé que tenía una tarjeta MicroSD de 4 GB y decidí hacer un respaldo de esos datos, para así liberar la memoria principal y seguir teniendo accesibles esos archivos en la tablet, la mayoría documentos PDF. Como no sabía cómo copiar archivos de la memoria principal a la tarjeta MicroSD, bajé un programa gratuito para hacer estas labores, el cual además tenía buenas calificaciones por parte de los usuarios. Entonces marqué todos los archivos a copiar a la tarjeta de 4 GB y todo iba bien, pero en el 7% algo falló, marcó un error y se congeló la pantalla. Reinicié la tablet pero apareció el logotipo de HP y no pasó de ahí.

El “primer mundo” a la mexicana

Algo había pasado internamente. Pensé -y sigo pensando- que fue un problema de software. Entonces entré a Internet y hallé más de un video de cómo recobrar la tablet usando el sistema “recovery”, el cual permite limpiar todos los datos y empezar de cero. Como mi información la tengo en otros discos y respaldos, decidí usar este sistema. Entré a un menú y le dije que reiniciara quitando todos los datos como si fuese una tablet nueva.

Apareció la imagen del robot de Android y un mensaje de estar limpiando la memoria y reinicializando todo, pero se quedó “en el viaje”. Lo intenté varias veces pero nunca pasó de los mensajes iniciales. Se supone que la tablet me indicaría que todo lo había reformateado y que podía rearrancar, pero nunca llegué a ese paso. Hoy intenté encender la tablet y probar de nuevo, pero ya no entra el sistema de recuperación. Tablet muerta, dead, kaput!

Debido a esto me quedó claro que la tablet debe irse al centro de reparaciones de HP. Quiero creer que ellos tienen las herramientas de software para reinstalar un sistema operativo que se dañó por alguna razón. Decidí averiguar dónde ponerme en contacto con el servicio de soporte HP. Entré a una página y después de darle el número de serie de la tablet, me informaron que la garantía había caducado (cosa que sospechaba) y la única opción que me dieron es darme un número de teléfono al cual puedo hablar para exponer mi caso, el cual ya tiene registro, el cual debo informar a quien me atienda.

Una tablet como ésta cuesta poco menos de 3000 pesos, por lo que el arreglo de la misma, y más siendo un problema de software, no debe ser muy alto y supongo que no debería pasar de 1/3 del costo de la misma (y eso exagerando, pero ya uno nunca sabe), pero claro, estoy especulando. Sería una pena tener que tirarla porque la tablet se ve funcional, no tiene un solo golpe y tampoco se ha usado en condiciones absurdas o rudas. Me gusta porque antes de dormir puedo leer un rato, entrar a las redes sociales o jugar incluso con alguno de los programas de ajedrez.

Mi experiencia con una banda inteligente de salud

Así que eventualmente me comuniqué a Hewlett-Packard y finalmente me indicaron dos centros de servicio, uno en Avenida Universidad y otro en Santa Fe. Fui al del sur de la ciudad, en donde en realidad es un Best Buy que está entre Avenida Universidad y Popocatépetl. Ahí había un lugar con un letrero de “Centro de Soporte Oficial de HP”. Me atendió alguien quien le mostré el problema y después de intentar reiniciar infructuosamente la tablet apretando el botón de inicio y el del sonido, me dijo que como no tenía garantía no podían hacer nada. Solamente en los equipos en garantía se podía mandar a arreglar.

¿Entonces? ¿Qué hago? ¿La tiro? ¿O cómo? Voy a seguir buscando opciones. Por el momento, en este primer “round”, está claro que el servicio de Hewlett-Packard parece inexistente. Vamos, la tablet ya no tiene garantía pero ¿eso qué? ¿Ya no se puede mandar con un servicio oficial de HP para arreglarla aunque cueste? No entiendo.

Desde la Red…
Comentarios